The Secret Society documenta el debate de la donación de óvulos en Canadá

Según cifras de Salud, una de cada seis parejas en Canadá presenta problemas de infertilidad lo cual pone de manifiesto que es una situación más común de lo que se piensa. A pesar de ello aún es difícil para las personas que no pueden procrear tener acceso a variedad de opciones para lograr finalmente tener un hijo.

El documental The Secret Society (La sociedad secreta) aborda una arista de esta situación: la donación de óvulos, una práctica extendida en varias partes del mundo pero que aún es extremadamente compleja en nuestro país. CorreoTV entrevistó a su directora, Rebecca Campbell, para conocer sobre esta alternativa tan prometedora para las mujeres infértiles y a la vez tan legalmente difícil.

“La donación de óvulos en Canadá es un asunto complicado. La comunidad infértil en nuestro país experimenta aún mucha vergüenza y estigmatización sobre ese problema y el objetivo de mi trabajo documental es explorar cómo esto afecta las experiencias y las vidas de esas personas”, manifestó la joven creadora respecto a su ópera prima, la cual será estrenada este mes en la 21 edición del Whistler Film Festival en British Columbia.

“En Canadá es ilegal pagar por las donaciones de óvulos, lo cual es algo que sí es posible en otros países. Actualmente, puedes enfrentar una condena de hasta 10 años en prisión o una multa de cinco mil dólares si incurres en este delito”, señaló Campbell.

Y es que si los óvulos de una mujer no funcionan por alguna razón como la edad u otro factor, uno de los métodos más seguros a los que puede recurrir es emplear una donante. La propia Rebecca se sometió a ese proceso para ayudar a una amiga y confiesa que a partir de ahí es que entendió cuán complicado se hacía el camino para las personas en esa situación.

“La razón por la que hice este documental es porque luego de mi propia experiencia personal de donar mis óvulos, me di cuenta de cuán complejo es el proceso. Comencé a hacer investigaciones y quedé impactada con todo lo que descubrí. Por ello realicé este trabajo, porque es un tema del que es importante hablar y sobre el que no escuchamos muy a menudo”, dijo la creadora.

Campbell destacó que la donación en donde se conoce a la donante es muy importante también ya que, comparada con los donantes anónimos, ésta es mucho mejor.

“En mi caso, no le doné mis óvulos a una persona desconocida. Actualmente la hija de mi amiga me llama tía y no me siento conectada con ella como su madre. La amo mucho pero no tengo una conexión maternal con ella. Para mí significó mucho hacerle este regalo a mi amiga”, argumentó la cineasta quien durante el rodaje tuvo a su primer hijo.

Un tema sobre el que hay que hablar

 “La donación de óvulos en Canadá y la situación de ilegalidad que lo rodea es un asunto complejo porque el sistema de salud del país se supone que está implementado preventivamente para tener cierto control sobre estos temas. Sin embargo, actualmente se espera la aprobación de una propuesta para descriminalizar el pago a donantes de óvulos y esperma en el país y eso también lo seguimos de cerca en The Secret Society”, comentó Campbell a CorreoTV.

La premier de The Secret Society tendrá lugar en la 21 edición del Whistler Film Festival en British Columbia que tendrá lugar en este mes de diciembre. Invitamos como siempre a nuestros lectores a disfrutar de esta atractiva propuesta que ofrece un acercamiento a un tema sensible, pero a la vez que merece ser contado sin prejuicios.

The Secret Society tendrá proyecciones en cines de Vancouver los días 4 y 5 de diciembre.

Del 19 al 31 de diciembre se podrá disfrutar de manera virtual a través de los sitios:

www.thesecretsocietyfilm.com

www.whistlerfilmfestival.com

(*) Nota realizada a partir de la entrevista de Isabel Inclán para CorreoTV. Vea la entrevista en el canal de YouTube de Correo Canadiense.