The Daughter: los límites de una maternidad deseada y rechazada

Una de las cintas más esperadas en el recién finalizado Toronto International Film Festival (TIFF) fue precisamente The Daughter (La Hija), del director español Manuel Martín Cuenca. El reconocido creador hispano repite en el TIFF luego de anteriores éxitos como Caníbal y El Autor (The Motive). The Daughter se estrenó mundialmente en Toronto y CorreoTV pudo entrevistar al realizador, quien no pudo viajar por las regulaciones sanitarias de Canadá.

“La primicia fundamental de la película es confrontar dos situaciones totalmente diferentes. Por un lado tenemos una pareja de adultos que llevan muchos años tratando de ser padres sin éxito. Esto les ha producido una desazón sicológica muy grande y viven eso como una injusticia. Por otro lado, tenemos a una chica adolescente, que proviene de una familia desestructurada, que acaba en un centro de menores infractores, con un novio mayor que está preso y que queda embarazada sin buscarlo”, comentó el director.

El realizador español señaló que el filme se adentra en las complejidades de la naturaleza humana y por ello narra cómo esas dos partes, diametralmente opuestas, llegan entonces a un acuerdo que va más allá de la ley.

“Esta película es una especie de cuento de hadas oscuro. De alguna manera trato de reflejar las contradicciones del ser humano, esas buenas intenciones que de repente se convierten en algo más peligroso: cuando un deseo es tan fuerte que te puedes olvidar de los derechos de los otros”, argumentó Cuenca.

Destacó además que en ese sentido hay muchos contrastes en la cinta, incluidos los bellos paisajes de un lugar apartado en España que contrasta con lo que ocurre en esa casa fuertemente resguardada por do perros. “En la película la naturaleza es bella, pero también puede ser sobrecogedora y amenazante. Es entonces el decorado perfecto para una historia primitiva como ésta”.

“La cinta fue filmada en la provincia de Jaén, Andalucía, al sur de España. Es el lugar donde nacen los dos más grandes ríos que dan agua a la región: el Guadalquivir y el Segura. Aquí hay un enorme parque natural, el más grande del país y el segundo más grande de Europa. Esta zona es desconocida para mucha gente, incluso para la mayoría de los españoles y andaluces”, explicó.

Elenco y argumento: la mezcla perfecta

The Daughter cuenta con la versatilidad del actor español Javier Gutiérrez, quien repite bajo la dirección de Cuenca luego de su brillante papel en la comedia negra El Autor.

Sobre esta inclinación a repetir actores en sus películas, el director señaló que no tiene problema con ello siempre que se encuentre un papel adecuado para esa persona donde fluyan a la par su personalidad y su capacidad.

“Repetiría con la mayoría de los actores con los que he trabajado como Antonio de la Torre (Caníbal) o los mexicanos Adriana Paz y Tenor Huerta. Cuando haces varios trabajos con el mismo actor o actriz ellos ya te entienden mejor y puedes llegar más lejos y profundo. En este caso me interesaba Javier Gutiérrez porque quería un hombre que luciera común, un buen hombre que resulta que hace cosas que no son tan buenas”, manifestó el realizador.

La historia de The Daughter fue inspirada en un argumento de Félix Vidal, sin embargo Manuel Martín Cuenca señaló a CorreoTV que se cambiaron varias cosas de la idea original, incluyendo el género ya que la historia estaba pensada para ser llevada como una cinta de terror. “A mí me parecía mucho más interesante el drama filosófico-moral que podía existir entre los personajes. Es mucho más humana la confrontación. Me gustó más la idea de contar esta historia de manera directa y frontal, sin trucos de género”.

 “Este es un conflicto de buenos contra buenos. Por supuesto que en el mundo hay gente que no tiene compasión y hace daño. Pero la mayoría de las desgracias que ocurren es porque alguien se siente legitimado por las circunstancias, por la ideología o por el dolor y hace cosas que aplastan al otro. Lo peor es que muchas veces el mal está ejercido por gente común que no piensa que está haciendo algo malo”, añadió el conocido director español, quien ya ha venido antes al TIFF.

Cuenca, quien padeció de COVID-19 y quien vio afectado el rodaje de su cinta producto del primer confinamiento en España, recordó al público que es importante vivir este tiempo de la manera más positiva posible. “Es la época que nos ha tocado vivir y no podemos dejar que nos venza el miedo, hay que seguir trabajando, viviendo y cuidándose pero siempre hacia delante”.

(*) Nota realizada a partir de la entrevista de Isabel Inclán para CorreoTV. Vea la entrevista en el canal de YouTube de Correo Canadiense.