Regreso a clases: Incertidumbre y temor entre padres de familia

A pesar de las medidas de distanciamiento social, saneamiento, y educación presencial o en línea, propuestas por los consejos escolares para este regreso a clases, las madres y padres de familia enfrentan la incertidumbre de enviar o no a sus hijos a la escuela en medio de la pandemia del COVID-19, que en Canadá ya superó los seis meses.

Mercedes Pérez Calvo es educadora y madre de tres hijos que están en educación básica. Dijo que pese al riesgo que representa el regreso a clases en medio de la pandemia, sus hijos sí regresarán a la escuela. “En casa les hemos enseñado cómo hacer para lavarse sus manos antes de tocar alimentos. Hemos tratado de crearles algunos hábitos para reforzar la higiene, pero al final son niños y van a necesitar de la ayuda de un adulto responsable que les recuerde todo el tiempo y extreme medidas”.

Agregó que como educadora “más tarde o más temprano hay que ir y enfrentar la situación y ser bien rigurosos con las medidas con adultos y niños. Este virus va a estar por un rato así que hay que lidiar con el día a día.

Su hijo Nicolás compartirá el aula con otros 12 niños, pero sus otros dos hijos lo harán con unos 25 o 27 estudiantes. “Igual yo me expongo a 28 o 30 menores cada día”, acotó.

Mercedes Pérez y sus hijos

La encuesta del TDSB

El Consejo Escolar de Toronto (TDSB, en inglés) explicó que las escuelas secundarias abrirán con un modelo adaptado, y que contarán con medidas reforzadas de salud y seguridad. En el TDSB los estudiantes asistirán a la escuela de manera presencial en días alternos, en clases de tamaño reducido de aproximadamente 15 alumnos, y el aprendizaje continuará en casa, incluyendo tanto el trabajo independiente como el aprendizaje directo en línea.

Además de esto, las escuelas funcionarán con una programación de cuatro bimestres (quadmester), que divide el año escolar en cuatro bloques de 44 días cada uno, y en el que los estudiantes toman dos cursos en cada uno de los cuatro bimestres.

El TDSB aclaró que, si los padres deciden no enviar a sus hijos a la escuela para el aprendizaje presencial en septiembre, ellos tendrán acceso a un modelo de aprendizaje completo a distancia en casa a través de la Escuela Virtual del TDSB para el aprendizaje a distancia, el cual se impartirá a través de un modelo centralizado de escuela virtual porque no se dispone de suficientes recursos para proporcionar un modelo de enseñanza individual.

La semana pasada el consejo escolar exhortó a los padres de familia a responder a estas dos preguntas: “Mi hijo/a asistirá a la escuela en persona” o “Mi hijo/a asistirá a la Escuela Virtual para el aprendizaje a distancia”. Con los resultados de esta encuesta se crearán las listas de clases para septiembre.

Tenemos que vivir con esto”

Angeles Niembro

Francesco es un niño mexicano-canadiense que padece el síndrome “Cardio-facio-cutáneo”, caracterizado por retraso psicomotor, dificultad para la alimentación, hipotonía muscular y problemas cardiacos. Su madre Angeles Niembro comentó que sí lo enviará a la escuela porque “el COVID-19 es algo que llegó para quedarse”. Se mostró convencida de que “mientras más pronto creemos defensas, mejor, además de que no es sano tener a los niños encerrados en casa”.

Karina Chuffart tiene dos hijas de 7 y 11 años, y dijo sentirse en medio de un “dilema” pero quizá se inclinará porque sí vayan a la escuela, ya que con la educación en línea “no veo que aprendan. Entonces, aunque la idea no me agrada las enviaré a la escuela”.

Manifestó que su hija mayor “ya sabe qué tiene que hacer, pero me preocupa la pequeña. Ni modo, no hay de otra. Tenemos que vivir con esto”. Por lo pronto ya les compro la careta de plástico. “Ojalá que la usen”.

Marisol Martínez está convencida de que “no hay solución perfecta”, por lo que mandará a sus dos hijos a la escuela, pues la pandemia “va para largo”. En su opinión es momento que los padres enseñen a sus hijos a vivir con esta nueva realidad. “Debemos reforzar su sistema inmunológico, crearles hábitos y un ambiente positivo para que no tengan miedo”.

Emilio y Frida Martínez

Todavía menos convencida de la apertura de las escuelas, Liliana Altamirano llevará a su hijo Joshua al inicio de Grado 5 este 15 de septiembre. “Mi hijo nos comentó que no se siente muy confortable”, precisó.

Las madres coincidieron en que esta es “una situación delicada” y que la decisión depende de cada familia.

“Tanto adultos como niños, por nuestra salud mental, necesitamos socializar y crear una rutina”, precisó Pérez Calvo.

Fotos cortesía de las entrevistadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí