Ventajas de ser estudiantes internacionales en Canadá

Overhead portrait of young people with laptops and smartphones, sitting together on the floor. Students writing lectures holding textbooks on their knees.

Lorena Martínez, consejera para estudiantes internacionales de Canada.es, dijo a CorreoTV  que sigue aumentando el número de estudiantes internacionales que vienen cada año a este país a estudiar inglés y a hacer estudios de postgrado.

En el 2020, primer año de la pandemia de Covid-19, se encontraban en Canadá más de 250 mil estudiantes internacionales, provenientes de todas partes del mundo, quienes buscan acceso a programas y empleos competitivos, así como una vía para quedarse permanentemente, en la mayoría de los casos.

La amplia demanda de estudiantes extranjeros por continuar sus estudios en Canadá ha beneficiado a la economía nacional ya que no solamente aumenta las posibilidades de adquirir mano de obra calificada y preparada sino también por el ingreso de divisas por el pago de las colegiaturas, lo cual es generalmente tres veces superior a lo que pagan los canadienses.

Canada.es es una organización que guía a los jóvenes para ser aceptados en los colegios y las universidades del país. Canadá continúa siendo uno de los destinos más populares para estudiantes de todo el orbe.

“Las áreas más populares para los estudiantes extranjeros en Canadá son negocios, tecnologías de la información y algunas carreras de salud que también tienen mucho campo aquí en el país. En el 2020 cuando comenzó la pandemia nos dimos cuenta de la importancia que tienen los estudiantes internacionales para el gobierno y ello se evidenció cuando fueron de las primeras personas a las que les dieron excepciones para que pudieran viajar al igual que los trabajadores temporales”, resaltó Martínez.

La especialista reconoció que los estudiantes constituyen además un importante motor para la economía ya que tienen la oportunidad de trabajar además de estudiar. “La mayoría de ellos desempeña trabajos como servicio al cliente y otros que tal vez los canadienses no están interesados en aceptar pero son importantes. Una vez que se gradúan tienen también, en dependencia del programa que hayan elegido, de 1 a 3 años para trabajar en el país. Ello sin dudas redunda en beneficios pues cuando los estudiantes se gradúan ya están preparados con todas las herramientas para insertarse en el sistema laboral canadiense”.

Martínez explicó que este sistema de estudio y trabajo es un ganar-ganar para ambas partes, pues los colegios y las universidades tienen departamentos de colocación que los ayudan a hacer su currículum vitae, a avanzar en la búsqueda de empleos y posteriormente con la preparación para las entrevistas.

“Los colleges (colegios) son instituciones politécnicas que les enseñan a los estudiantes lo que son las herramientas prácticas y el objetivo principal es precisamente prepararlos para que entren al mercado laboral canadiense de la mejor manera posible.  Por ello es un ganar-ganar tanto para la economía del país como para los estudiantes que realizaron una inversión con la colegiatura. Además, una vez que tienen el año de experiencia laboral canadiense pueden ser elegibles para postularse a la residencia permanente”, argumentó.

Concentrated students studying in the university. Boys and girls wearing colorful casual clothes. Guys reading, studuing, learning, writing. Looking calm and educated. Friendly groupmates.

Expectativas realistas

El reto de llegar a un país desconocido y comenzar a estudiar y trabajar paralelamente es uno de los principales temores de los jóvenes que desean estudiar en Canadá; sin embargo, son miedos sorteables, aunque es bueno mantener expectativas realistas, según explicó Martínez en entrevista para CorreoTV.

“Los primeros años son los más difíciles para los estudiantes internacionales pues deben de manejar gastos de manutención como la renta que les lleva gran parte de sus ingresos. Muchos estudiantes optan por compartir departamentos con otros jóvenes para poderse ayudar en ese aspecto.  Otro reto es que la mayoría de las empresas que los contratan son lugares de servicio al cliente, tiendas de ropa, delivery y ese tipo de empleos que  garantizan solamente el salario mínimo”, explicó Martínez.

Por esta razón, la especialista recomendó que lo más importante es que el estudiante sea capaz de demostrar que tiene ahorros para pagar sus estudios y sus gastos de manutención, cifra que ronda alrededor de los 10 mil dólares al año. “Es importante que tomen en cuenta este detalle ya que es muy difícil que con lo que ganen trabajando en Canadá puedan pagarse un segundo año de colegiatura. Es bueno crear expectativas realistas desde antes de venir”.

Otra recomendación de la especialista es tener cuidado con las organizaciones que le piden a los estudiantes sumas muy altas de dinero o pagos a través de agencias. “Deben asegurarse siempre de que su dinero vaya directamente al college o a la universidad. Nosotros como asesores educativos estamos para ayudarlos en el proceso. Todas las cartas de aceptación tiene la información de donde hay que pagar y el estudiante debe de asegurarse de no perder su dinero o enfrentarse a pagos a través de terceros”.

Sobre las disposiciones gubernamentales de recortar el Express Entry a la mitad y el temor de que quizás ello pueda afectar a aquellos estudiantes que no puedan solicitar con facilidad la residencia permanente, la consultora estudiantil afirmó que la situación no debe perjudicar al sector estudiantil.

“Tal vez esta reducción sea para dar más oportunidad a otros programas migratorios pero el gobierno sí continúa ayudando a los estudiantes internacionales y abriéndoles muchas puertas”, manifestó la entrevistada.

Los lectores interesados en este tema pueden asistir a los webinars gratuitos que imparte la consejera estudiantil Lorena Martínez, los cuales esclarecen dudas y dialogan con fuentes confiables y seguras sobre el acceso a los colleges y universidades canadienses. Pueden obtener más información en  www.canadaes.com/webinars

(*) Nota realizada a partir de la entrevista de Isabel Inclán para CorreoTV. Vea la entrevista en el canal de YouTube de Correo Canadiense.