“La comunidad latina debe unirse más”, dice concejal Anthony Perruzza

La comunidad latina enfrenta varios desafíos, pero uno de ellos es mantenerse unida, afirmó Anthony Perruzza, concejal por el distrito 7 de Toronto, Humber River-Black Creek, donde el segundo idioma más hablado es el español.

Tras señalar la educación y el trabajo como dos principales barreras que enfrenta la comunidad hispanohablante, el concejal municipal comentó en entrevista exclusiva para Correo Canadiense sobre la importancia para una comunidad étnica el mostrarse como un bloque unido.

“En muchos aspectos la comunidad latina sigue viéndose como un grupo dividido, un grupo integrado de pequeños grupos que a veces compiten entre ellos. Tendría que ser una comunidad unida, poniendo a un lado esas regiones diferentes y traer lo que los une”, afirmó el concejal de origen italiano.

Reconoció que en el caso de la comunidad italiana es más fácil mostrarse como un solo bloque porque sus inmigrantes provienen de un solo país. “Se que es fácil decirlo, pero se puede lograr”.

Anthony Perruzza llegó a Canadá a la edad de nueve años y desde entonces ha vivido y estudiado en Humber River-Black Creek. Fue concejal en la Junta Escolar Separada de Metro Toronto (1985-88), concejal de North York (1988-90) y Miembro del Parlamento Provincial (1990-95). Se desempeñó como concejal del distrito 8 de Toronto desde 2006 hasta 2018, cuando fue reelegido para servir en el nuevo distrito 7. Está casado con una ciudadana de origen cubano y habla bien el español.

En su distrito en segundo idioma más hablado es el español, de acuerdo con el Censo 2016: Inglés 46,655 (43.3%), Español 8,525 (7.9%), Italiano 8,245 (7.7%), Vietnamita 6,330 (5.9%). El número de latinos en su distrito es entre el 13 y el 15 por ciento, según lo informó su distrito cuyas principales demarcaciones son Highway 401 hasta Steeles Ave, y Humber River y Keele St. En su distrito se encuentran dos grupos importantes de nuestra comunidad: el Centro para Gente de Habla Hispana y el centro cultural Casa Maíz.

“Tengo buena relación con miembros de la comunidad latina y he asistido a varias de sus actividades”, dijo este concejal de larga trayectoria, quien sobrevivió en 2018 al recorte de concejales de 44 a 25, una de las primeras acciones impuestas por el premier Doug Ford.

Tras manifestar su preocupación por la deserción escolar dentro de nuestra comunidad, Perruzza resaltó que “la comunidad latina tiene un gran potencial para su éxito, tanto como individuos o grupos. Es una comunidad trabajadora, muy alegre y colorida, con una amplia cultura. Sin duda un gran ingrediente para Canadá”.

Perruzza impulsa el grupo “Teach to learn”, un programa de mentoría para jóvenes mayoritariamente latinos. Finalmente, se refirió al gran reto que ha representado la nueva realidad con la pandemia del CIVD-19 y exhortó al público a seguir manteniendo las medidas sanitarias, incluido el uso de mascarillas, porque “seríamos ingenuos o tontos si no hacemos caso de las recomendaciones de los expertos”.