La importancia de las mujeres-madres en la pandemia

La pandemia del COVID-19 ha puesto de manifiesto la importancia de las mujeres-madres dentro del núcleo familiar –valga aclarar que no es que así deba ser, sino que eso es lo que se ve–. Un grupo de mujeres elaboró un Manifiesto de Madres en Pandemia en el que expresan el sentir de las madres dentro del confinamiento tratando de conciliar la maternidad con la vida profesional o laboral.

“Con los hogares llenos, lo doméstico, lo íntimo, lo que sucede tras puertas cerradas, es fundamental para la supervivencia de la especie y el mantenimiento del tejido social. Una vez más se confirma que lo personal es político: en plena emergencia sanitaria, son en su mayoría mujeres las que se encargan de que los hogares contengan y abracen a la población que lo necesita”, indica el inicio del Manifiesto que forma parte del libro A Muchas Voces. Escritura desde la Maternidad, coordinado por Isabel Zapata y Mara Rahab Bautista.

Se trata del primer libro colectivo, digital y de distribución gratuita con 38 relatos escritos por mujeres, algunas de ellas escritoras otras no, que narran sus experiencias frente a la maternidad, como hijas o madres. Es un libro “que alza la voz para decir que la maternidad nunca más debe ser juzgada y solitaria”, dice la compiladora y escritora mexicana Isabel Zapata.

En su Manifiesto, las madres hablan de su confinamiento: “Las horas se sienten apretadas y a veces el día se reduce a una serie interminable de tareas que hay que conciliar para encontrar el equilibrio entre lo profesional y lo doméstico: trabajar sin descuidar a les hijes (sic) y cuidar a les hijes (sic) sin descuidar el trabajo. Aguantar la respiración. Encontrar el orden en el caos. Estos meses de encierro nos han mostrado nuestra verdadera fuerza y resiliencia, confirmando que la maternidad es una experiencia singular, no universal, en la que cada una hace lo que puede según su circunstancia. La madre perfecta no existe, lo sabemos, pero a veces es necesario repetirlo en coro, llevarlo escrito en el cuerpo para no olvidarlo. Hablar de las dificultades de la maternidad, sobre todo en tiempos de crisis, es un gesto de valentía y generosidad. ¡Abajo la maternidad idealizada!”.

Este libro y su Manifiesto es resultado de una serie de talleres realizados virtualmente desde México y coordinados por Isabel Zapata, escritora, poeta y ensayista, y facilitado por Mara Rahab Bautista. Estas narraciones se hicieron durante la pandemia, entre abril y octubre.

Las madres escritoras de esta antología sostienen que “la soledad es enemiga de la maternidad” porque “las madres tejemos redes de apoyo entre nosotras, sobre todo durante el periodo de crianza, un momento de alta exigencia física y emocional. Maternar se conjuga en colectivo: escuchar nuestras voces, compartir experiencias y exigir nuestros derechos fundamentales al Estado es esencial para construir una colectividad femenina fuerte, capaz de resistir la crisis”.

Desde el “túnel de la pandemia”, las madres nos reconocemos y acompañamos unas a otras. Nos descubrimos pacientes, creativas, capaces de desarrollar códigos de comunicación que respondan al momento que estamos viviendo y que les permitan a les niñeces construir su propio proceso de

asimilación. El confinamiento, con todas sus dificultades, nos ha obligado a mirar hacia dentro y a reforzar que las labores de cuidado deben ser compartidas. Para ser tomada en serio, la “nueva normalidad” tendrá que empezar por reconocer que es prioritario cuidar a quien cuida”, indica el Manifiesto.

A través de sus relatos y su Manifiesto, estas mujeres hacen un llamado al apoyo solidario y colectivo entre madres: “Nuestro cuerpo, embarazado o encargado de la crianza, es un cuerpo colectivo que florece en la hermandad y en el diálogo, no en el aislamiento y el silencio. Proteger y contener a una madre es proteger a les niñeces, y con elles (sic) a la sociedad completa. Por eso crear espacios colectivos como mujeres en tiempos de pandemia es un acto de resistencia y justicia para aquellas que han vivido maternidades confinadas física y simbólicamente en otras épocas. Sólo levantando la voz podremos construir un futuro más libre que nos incluya a todes (sic)”.

Una de las coautoras de este libro digital es la escritora Martha Batiz, quien radica en Toronto y ha escrito libros como Plaza Requiem, Boca de Lobo y De Tránsito.

Martha Batiz

En breve entrevista para Correo Canadiense, la escritora y traductora dijo que “con la pandemia a todas se nos dobló y encimó el trabajo”. Respecto al Manifiesto, expresó que es un texto “para darnos a nosotras mismas permiso y la orden de dejar de exigirnos tanto y no ser mamás perfectas y aceptar que somos personas y que estamos bajo una situación muy anormal, de estrés y que debemos darnos permiso para respirar”.

Su relato se titula “Envidia” y habla de las dificultades de relación con su madre, sobre todo cuando Martha Batiz se hizo madre de gemelas y con todo lo que eso implicaba, viviendo en una ciudad muy lejos de su familia. Con la sinceridad que la caracteriza, esta madre escritora narra cómo se sintió culpable por no evitar los pequeños accidentes que tuvieron sus hijas cuando eran bebés estando solo ella a su cuidado, pues su esposo trabajaba y viajaba. Tristemente narra cómo no encontró el apoyo de su madre cuando más la necesitaba.

“Compartir mi experiencia tanto en el taller “Pequeñas labores” como a través de mi relato fue un acto liberador, decir lo que no había dicho. Las participantes nos convertimos en amigas, creamos una red de sororidad que no me había tocado. Es atreverse a ya no estar pretendiendo que todo es perfecto en la vida, empezar a sanar lo que te dolía”.

La maestra en la Universidad de Toronto y en Glendon College resaltó que en muchos hogares la pandemia ha incrementado las tareas para muchas mamás y agudizado el problema de la violencia doméstica. “Si el marido violento se vuelve una situación peligrosa, es más complicado que sólo encerrarse. Es importante tomar conciencia para apoyarnos, buscar fuentes de apoyo.

El libro digital A Muchas Voces. Escritura desde la Maternidad, que contiene el Manifiesto de Madres en Pandemia, es que acceso gratuito como un “acto de solidaridad” para que cualquier madre lo lea y sienta que no está sola.

Se puede consultar, bajar y compartir a través de esta liga: https://drive.google.com/file/d/1jcmxE3AVaQmoB8NJxaR5DRlrcjjnHPDj/view?fbclid=IwAR0gFiAbYS5OlhZW2MHp4gSFFvoK2tClFBPJ52JUJSxj1qQdY_i4L8SxNBs

El libro se presentó el 23 de noviembre pasado y en esta página de Facebook se puede ver la participación de las coautoras: https://www.facebook.com/isabel.zm