Jacqueline Díaz: viajó en bicicleta de Canadá a México

A propósito de celebrarse durante el mes de julio el programa Free Ride Wednesday en Toronto, CorreoTV conversó con una apasionada del ciclismo: Jacqueline Díaz. Esta joven fue la protagonista de un viaje sorprendente que la llevó en bicicleta desde Victoria, British Columbia, hasta la Ciudad de México.

Con solo 23 años, en 2016, Jacqueline quien es diseñadora gráfica y entusiasta de los deportes de gran alcance, inició su largo viaje que puede considerarse una verdadera hazaña al vencer una distancia de más de 4 mil kilómetros en un recorrido de aproximadamente cuatro meses de duración.

La joven ciudadana mexicano-canadiense salió de Victoria, en la isla de Vancouver, de ahí atravesó toda la costa americana, cruzó a México y recorrió todo el estado de Baja California. Desde allí tomó un barco que la llevó a Mazatlán y llegó a Ciudad de México justo en Navidad para pasarla con sus abuelitos.

“Lo más trabajoso fue precisamente encontrar una bicicleta porque son muy caras. Una bicicleta específica para un viaje largo es costosa. Al ser tan joven en aquel momento y a pesar de tener el dinero me costó trabajo conseguirla. No les decía que iba hasta México, solo hasta Estados Unidos,  e incluso hubo un chico que me dijo: creo que estás siendo demasiado ambiciosa”, recuerda Jacqueline.

Gracias a Red Ciclista, una cooperativa de bicis donde ayudan a los bicicleteros a armar bicicletas más baratas, la joven logró realizar su tan anhelado proyecto.

“Les expliqué que mi sueño era ir a México y ellos me apoyaron muchísimo en la idea. Me ayudaron a armar una bicicleta en tres días, me enseñaron a montar todo sola para que pudiese hacerlo cuando ellos no estuviesen. Hice mi viaje en una bicicleta de los 80’s que tampoco estaba muy preparada para esa gran distancia. En ese sentido si tuve dificultades pues no tenía los cambios suficientes, cuando iba por terreno empinado, por ejemplo, apenas resistía”, destacó.

Jacqueline contó a CorreoTV que a pesar de que inició el viaje sola en el camino conoció a varias personas que hasta el día de hoy conserva como amigos. Incluso, confiesa, se sorprendió al descubrir que muchas personas realizan recorridos mucho más largos en bici como el de Alaska a Argentina, una meta ambiciosa de varios apasionados del ciclismo.

“Comencé este viaje muy insegura de mí misma, sabía lo que quería hacer pero no estaba segura de que lo iba a lograr. Por ello siempre me puse metas pequeñas, de ciudad en ciudad. Esos pedacitos fueron mis logros más grandes. Cuando llegué a Ciudad de México y comencé a reconocer las calles y los lugares, se sintió muy bien. En ese momento miras tu cuerpo y te asombras de lo que lograste”, señaló la joven.

“Con esta experiencia aprendí que se pueden cumplir esas metas que a veces se ven imposibles. Fue algo que me subió muchísimo la autoestima y ahora cada vez que veo un problema complicado me digo: si me tomo mi tiempo, poco a poco, a mi ritmo lo voy a poder cumplir”.

Sobre los beneficios de emplear este medio de transporte, Jacqueline puntualizó que andar en bicicleta vuelve a una persona más independiente, ya que su cuerpo y sus propias piernas son las que la están llevando a su destino. Además, explicó que se experimentan las calles de una manera muy diferente a cuando se va en auto y a ello se suma que es un ejercicio muy saludable.

Cualquier persona interesada en redescubrir Toronto desde una nueva perspectiva, puede dirigirse cada miércoles del mes de julio a cualquiera de las 625 estaciones de bicicletas de la ciudad y unirse al programa del Free Ride Wednesday. Esta iniciativa le permitirá usar las bicicletas durante las 24 horas del día, intercambiándola cada 30 minutos. Una experiencia que aporta diversión, entretenimiento y, sobre todo, salud.

(*) Nota realizada a partir de la entrevista de Isabel Inclán para CorreoTV. Vea la entrevista en el canal de YouTube de Correo Canadiense.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí