En el centro de Toronto se llevó a cabo esta semana el Toronto Global Forum (TGF) con la participación de decenas de empresarios, funcionarios públicos, líderes, académicos y representantes diplomáticos.

El evento, que forma parte del International Economic Forum of the Americas, presentó del 8 al 10 de noviembre 150 oradores que hablaron sobre la prosperidad en sectores como agricultura, innovación, inteligencia artificial, así como de la economía digital, infraestructura, energía, salud y tecnología entre otros temas.

Una de las sesiones del Toronto Global Forum estuvo dedicada a analizar el desarrollo de los países de América Latina. Titulada “The road to sustainable and inclusive recovery in Latin America in a post Covid world” (El camino hacia la recuperación sostenible e inclusiva en América Latina en un mundo post-Covid), la sesión estuvo moderada por el presidente del TGF, Joe Clark y también participó el concejal Michael Thompson, presidente del Comité de Desarrollo Económico y Comunitario, además de ser el director adjunto de la alcaldía de Toronto.

En la sesión participaron los siguientes embajadores: Josefina Martínez Gramuglia (Argentina); Raúl Fernández Daza (Chile); Jorge Londoño de la Cuesta (Colombia); Mauricio Ortiz Ortiz (Costa Rica); Juan Diego Stacey Moreno (Ecuador); Ricardo Alfonso Cisneros Rodríguez (El Salvador); Roberto Rodríguez Arnillas (Perú); y Martín Alejandro Vidal Delgado (Uruguay).

Los representantes diplomáticos hablaron de cómo los gobiernos de sus países están combatiendo la pandemia del COVID-19 y trabajando para alcanzar un desarrollo sustentable. Las presentaciones de los expositores demostraron la diversificación del mercado latinoamericano, lo cual representa oportunidades para los inversionistas canadienses.

En el cierre de este foro empresarial la ministra de Finanzas de Canadá, Chrystia Freeland, adelantó que en el recién reelecto gobierno del primer ministro Justin Trudeau una de las prioridades será incrementar el sistema habitacional para que más canadienses cuenten con vivienda accesible. También enfatizó el interés de apoyar las cadenas de abastecimiento para la industria nacional.

El TGF se desarrolló tanto en forma presencial como virtual, lo cual permitió, a diferencia de ediciones anteriores, que pudieran participar como audiencia profesionistas de diversas ciudades del mundo. Los directivos de este foro económico estiman que participaron alrededor de 5,900 personas, muchas de ellas insertadas en puestos de dirección. En total se realizaron más de 1,700 encuentros bilaterales.