“Es mucho lo que nos puede dividir, pero hay que encontrar lo que nos une”, dice Juan Carranza

Con la experiencia de haber pisado este país por primera vez hace casi 40 años, el abogado Juan Carranza, originario de San Salvador y quien vivió un tiempo en México y Estados Unidos, se alegra de que la comunidad hispana o latina tenga un mes para celebrar su herencia cultural y demostrar a la sociedad canadiense su riqueza cultural, gastronómica, musical, así como el gran talento profesional. 

“Me gusta que tengamos un mes donde podamos llamar la atención y revisar nuestra trayectoria en este país. De ver cómo es que hemos intercambiado con esta sociedad. Hasta qué punto hemos cambiado o esta sociedad ha cambiado”, dijo en entrevista para Correo Canadiense.

Interrogado acerca de si antes la comunidad hispana era más homogénea que ahora, el miembro de la Asociación de Abogados Hispanos y ex presidente del Consejo de Desarrollo Hispano dijo que tal vez ahora se vean más marcadas las diferencias ideológicas, pero siempre existieron. Recordó que había salvadoreños y nicaragüenses tanto de derecha como de izquierda. “Tenemos el legado colonial que divide e impera, tenemos una cantidad de cosas que nos pueden dividir, zona rural, urbana, religión, partido político, deporte, club deportivo; cosas para dividirnos hay un montón, la genialidad está en buscar esas cosas que nos unen a todos”.

Abogado desde hace 26 años, cofundador en 2001 del Centro Cultural Casa Maíz y ex miembro del Congreso Hispano Canadiense, Juan Carranza sugirió dejar de lado los polos ideológicos extremos. “El hecho de que un gobierno juegue una parte importe en la administración de los servicios públicos y de salud no quiere decir que se esté viviendo en un país de extrema izquierda”.

Ejemplificó que un senador de Estados Unidos dijo que Canadá era “Canuckistan”, porque para algunos de extrema derecha en EU el hecho de que tengamos un sistema de salud universal o educación subsidiada es comunismo y eso es erróneo. Hay beneficios de tener un estado competente, el sector público puede jugar un papel importante”.

Carranza aclaró que “todos nos encontramos en un bote donde coexiste el sector privado y público; no debe haber guerras polarizantes. Se redescubre el valor para coexistir” y enumeró lo que nos une: “idioma, cultura de familia, calor, facilidad para comunicarnos, el maíz (elote, choclo). Nos une una cultura que es muy importante y diversa, que se manifiesta en todos los géneros, como la música, la comida, las tradiciones”.

También se refirió a la importancia de identificarnos como latinos o hispanos para ser contados en el próximo Censo. “Estamos todos juntos acá y nos conviene que a los latinos o LatinX les vaya bien. Si te va bien a ti nos va a ir bien a otros”, precisó.

Entre los desafíos que todavía enfrenta la comunidad, el abogado Carranza mencionó la deserción escolar entre jóvenes, además de en programas académicos se ha excluido la experiencia latina.

Aun así, dijo “tenemos muchas cosas en común. Debemos pensar como grupo, hacia dónde vamos y cómo nos podemos apoyar entre nosotros, explorando nuestras raíces y tener un imaginario de hacia dónde vamos”.

Fotos cortesía de Juan Carranza