Al menos una muerte en Honduras por tormenta Iota

Una niña de diez años es la primera víctima mortal de la tormenta tropical Iota en Honduras, señalaron medios de prensa de Tegucigalpa, Honduras, el martes 17 de noviembre.

La menor falleció como consecuencia de las fuertes lluvias provocadas por el meteoro, confirmó un líder de la comunidad La Mosquitia, en el poblado caribeño de Brus Lugana, aunque las autoridades de la Comisión Nacional de Contingencias aún no reconocen el deceso.

De igual forma, los reportes preliminares señalan que al menos siete personas resultaron heridas en esa zona por los potentes aguaceros, que también destruyeron unas 40 viviendas.

Las precipitaciones se extenideron desde la noche del lunes por todo el país, con alto riesgo de inundaciones, como lo ocasionó el todavía reciente paso de Eta hace apenas dos semanas

Iota penetró el lunes por la costa caribeña norte de Nicaragua convertido en un poderoso huracán categoría cinco de la escala Saffir Simpson, pero inmediatamente comenzó a debilitarse hasta quedar al mediodía del martes en tormenta tropical, con vientos sostenidos por debajo de 100 kilómetros por hora.

Los expertos indican que el organismo seguirá perdiendo intensidad hasta llegar a depresión, pero las fuertes bandas de chubascos que lo acompañan mantendrán su azote a la región de Centroamérica hasta que salga al Océano Pacífico. (Prensa Latina)