Reportan nuevo incidente en centro penitenciario de Ecuador

Autoridades de Ecuador confirmaron un nuevo incidente violento en el Centro de Privación de Libertad Guayas No. 1, que dejó de saldo un recluso fallecido.

El hecho ocurrió en el Pabellón 6 de la instalación conocida como Penitenciaría del Litoral, de acuerdo con los detalles ofrecidos por el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad y a Adolescentes Infractores del Ecuador (SNAI).

Según el comunicado difundido por la instancia, un enfrentamiento entre bandas de internos provocó la muerte arma de fuego.

El control de la instalación se retomó con la intervención de unidades del Grupo Especial de Acción Penitenciaria y el apoyo de la Policía Nacional.

El motín ocurrió a pocos días de un disturbio registrado el jueves 12 de agosto en la cárcel de Quevedo, ciudad de la región litoral de Ecuador, que terminó con seis reclusos muertos y tres heridos.

Ambos amotinamientos se desarrollaron en medio de revisiones e intervenciones en las penitenciarías del país, que han derivado en el decomiso de armas blancas y de fuego, municiones y teléfonos celulares entre otros objetos prohibidos al interior de esos centros.

En medio de esas situaciones, el sistema carcelario está en emergencia nacional, decretada por la crisis existente en ese sector y agudizada en los últimos años, bajo el Gobierno del expresidente Lenín Moreno.

En ese contexto, el miércoles pasado, autoridades del SNAI y del Ministerio de Gobierno (Interior), presentaron un plan de reestructuración para el sistema penitenciario, a corto, mediado y largo plazos.

Aplicación de beneficios para reducir el hacinamiento y mejorar la clasificación de los presos de acuerdo con los niveles de seguridad, así como la rehabilitación y redistribución de la infraestructura de las cárceles, con la construcción de nuevos pabellones y adecuación de las áreas de máxima seguridad, forman parte del programa nacional.

También se prevé la firma de un acuerdo con la Escuela Politécnica del Ejército y las Fuerzas Armadas para seleccionar el talento humano idóneo que conformaría el Cuerpo de Agentes Penitenciarios, a través del servicio militar voluntario.

El plan requiere de una inversión de 75 millones de dólares, según adelantaron las instancias involucradas.