Presidente de Perú promete eliminar leyes contra trabajadores

El presidente peruano, Pedro Castillo, aseguró que su gobierno eliminará las leyes represivas contra los trabajadores y respaldó al ministro de Trabajo, Íber Maraví, cuyo retiro exigen sectores de oposición.

Castillo habló en un diálogo con centenares de miembros de las centrales sindicales del país, realizado en el moderno Centro de Convenciones de Lima, usualmente utilizado para citas empresariales y políticas de alto nivel, en el que por primera vez resonaron lemas y demandas laborales.

‘Nuestro gobierno va a eliminar las leyes represivas y agresivas que atenten contra los derechos laborales, además vamos a darles todas las facilidades, para que tengan gremios unidos, firmes y contundentes a nivel nacional, donde nadie se quede atrás y todos sean escuchados’, aseveró.

En el oficialmente denominado ‘Encuentro del Gobierno del pueblo con las organizaciones sindicales’, explicó que esas normas se aplicaron para acallar las voces de los dirigentes de los trabajadores.

Pidió al ministro Maraví que ‘de una vez por todas, sean eliminadas esas leyes represivas contra las masas que van a reclamar derechos laborales’ y planteó coordinar una agenda común entre el Gobierno y las centrales laborales, para que los trabajadores reciban un trato igualitario.

Llamó de otro lado a la unidad y a consolidar la organización de la clase obrera y criticó las modalidades de cotratación temporal de empleados con derechos laborales recortados.

También señaló que el ministro Maraví ‘conoce de cerca lo que sufre un trabajador, lo que se lucha por el bienestar del trabajo; nosotros no podemos entretenernos en cosas vagas, en cosas vanas’, aparente alusión a la presión política y mediática opositora por el retiro de ese titular.

El parlamento peruano de mayoría opositora se apresta interpelar la próxima semana a Maraví y el primer ministro, Guido Bellido, cuya salida del Ejecutivo exigen los mismos sectores, en ambos casos, por presuntos vínculos con grupos afines a la casi extinta organización Sendero Luminoso, relación que los dos ministros niegan.