Ucrania abre corredores humanitarios en seis direcciones

La viceprimera ministra ucraniana, Irina Vereshchuk, aseguró que la evacuación de civiles del país se realiza a través de seis corredores humanitarios desde diferentes ciudades del país.

En rueda de prensa, la alta funcionaria informó que las fuerzas ucranianas y rusas acordaron el cese el fuego desde las 09:00 a las 21:00 del miércoles para facilitar las operaciones.

Explicó que durante ese tiempo se trasladaron personas por las rutas: Energodar-Zaporozhie, Sumy-Poltava, Mariúpol-Zaporozhie, Volnovaja-Pokrovsk e Izium-Lozóvaya, así como desde los asentamientos de Vórzel, Bucha, Borodianka, Irpén y Gostómel en dirección a la capital.

Más temprano, el propio miércoles, el Ministerio de Defensa ruso manifestó su disposición de establecer el alto el fuego para abrir corredores humanitarios desde Kiev, Chernígov, Sumy, Járkov y Mariúpol, así como en otras ciudades en acuerdo con la parte ucraniana.

El jefe del Centro Nacional de Control de Defensa de Rusia, coronel general Mijaíl Mizíntsev, indicó que la decisión se aplicará dada la situación humanitaria «causada por los ultrajes y la anarquía de los nacionalistas, así como para garantizar la seguridad de los civiles y ciudadanos extranjeros».

La declaración reclamó a la contraparte ucraniana que debe proporcionar garantías de seguridad en las rutas declaradas de la operación humanitaria.

Rusia inició el pasado 24 de febrero una operación militar en Ucrania, luego que las autoridades de las autoproclamadas Repúblicas Populares de Donetsk (RPD) y Lugansk (RPL) solicitaran ayuda para repeler la agresión de Kiev.

Antes, Moscú reconoció la independencia y soberanía de ambos territorios y firmó tratados de amistad, cooperación y asistencia mutua con sus líderes, los cuales incluyeron el establecimiento de relaciones diplomáticas y la ayuda militar.

El presidente ruso, Vladimir Putin, en un discurso televisado para informar sobre el inicio de la operación, afirmó que el objetivo es proteger a la población de Donbass de los abusos y el genocidio por parte de Kiev durante los últimos ocho años y “desmilitarizar” Ucrania.

Según el Ministerio de Defensa ruso, los ataques no están dirigidos a la población ni a las ciudades ucranianas, sino contra objetivos e infraestructuras militares.