Advierten en ONU sobre riesgos que corren desplazados ucranianos

ONU Mujeres y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) advirtieron del riesgo de abusos y tráfico de personas que corren mujeres y niños desplazados de sus comunidades en Ucrania, debido al conflicto.

La directora ejecutiva de ONU Mujeres, Sima Bahous, dijo al Consejo de Seguridad de la ONU que las jóvenes y adolescentes no acompañadas están en mayor peligro de ser víctimas de la trata de personas y la explotación.

Asimismo, pidió investigar los reportes de violencia sexual y violaciones y alertó de la presencia de mercenarios que amenazan la seguridad de los civiles, sobre todo, mujeres y niñas.

Bahous también recalcó que ellas deben participar en toma de decisiones frente a la crisis en Ucrania y en las negociaciones sobre paz y seguridad, pero que están fuera de esos diálogos.

La directora ejecutiva de ONU Mujeres apoyó el llamado del secretario general, António Guterres, a detener el conflicto bélico en Ucrania y permitir sin restricciones la asistencia humanitaria.

Por su parte, el director de la Oficina de Programas de Emergencia de Unicef, Manuel Fontaine, pidió a las partes en conflicto respetar la vida de los civiles, especialmente, la de los niños.

La falta de alimentos y el escaso acceso al agua potable afecta a muchos menores de edad y su familia, y urge garantizar la ayuda humanitaria, subrayó en el Consejo de Seguridad

Además, alertó del riesgo de violencia, abuso, explotación y tráfico humano que corren muchos ucranianos que intentan salir de su país.

Fontaine lamentó la muerte de menores de edad y recordó que las partes en conflicto deben respetar el derecho internacional y proteger a los civiles y su infraestructura, como escuelas, hospitales, zonas residenciales.

Las confrontaciones impiden ahora que los niños en Ucrania puedan continuar con su educación y esto también impacta de forma negativa en su desarrollo y bienestar, indicó el alto representante de Unicef

De acuerdo con la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, casi mil 800 civiles ucranianos murieron desde el inicio de la operación militar especial rusa el pasado 24 de febrero y más de dos mil 400 resultaron heridos.

Anteriormente, el jefe del Centro de Control de la Defensa Nacional de Rusia, coronel general Mijaíl Mizíntsev, aseguró que Kiev prepara nuevas acciones contra civiles para responsabilizar a las Fuerzas Armadas de su país.