La Comisión Europea (CE) informó su emplazamiento a la firma tecnológica estadounidense Apple por abuso de posición dominante.

En ese sentido la CE entregó su conclusión preliminar de que el gigante tecnológico norteamericano abusa de su perspectiva con el servicio de pago electrónico Apple Pay, mecanismo impuesto a los usuarios de sus teléfonos celulares.

La Comisión, brazo ejecutivo de la Unión Europea (UE), señaló que esa empresa restringe la competencia en el mercado de billeteras digitales en sus teléfonos móviles, y ello sería ilegal bajo las normas europeas.

Para la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, Apple restringe a terceras partes el acceso a tecnología esencial necesaria para desarrollar soluciones rivales de billeteras electrónicas en dispositivos de la empresa.

El nudo de la controversia es el dispositivo que permite que aparatos se comuniquen a corta distancia, conocido por su sigla en inglés NFC, base para efectuar pagos desde teléfonos móviles.

En los aparatos iPhone, sin embargo, únicamente Apple Pay tiene acceso al chip NFC, y una empresa que desee desarrollar una aplicación para iPhones con esa tecnología tiene que pagar una tasa a Apple.

Además, únicamente los bancos asociados a Apple pueden beneficiarse de que sus aplicaciones móviles tengan acceso al chip NFC, permitiendo así efectuar pagos.