De fructífero calificó el gobierno de México el encuentro del presidente Andrés Manuel López Obrador con una treintena de empresarios de Estados Unidos, Canadá y nacionales de ramas automotriz, manufacturas e industria.

La reunión cumplió el objetivo de presentar el proyecto del Istmo de Tehuantepec y el corredor Interoceánico como un mecanismo de integración comercial de Norteamérica, con principal zona de impacto en la costa este de Estados Unidos.

México ofreció garantías para la inversión luego de que todos los gobernadores de los estados involucrados en el tramo del corredor (Oaxaca, Veracruz, Tabasco y Chiapas) detallaron las ventajas de cada entidad.

El encuentro se realizó en el fuerte de San Juan de Ulúa, puerto de Veracruz, en un acto que se alargó por cerca de dos horas y media, donde López Obrador expuso durante casi 50 minutos la importancia de concretar una integración comercial y económica de Norteamérica, que calificó como estratégica para los tres países.

Advirtió que si continúa la tendencia actual, se va a producir en mediano plazo un desequilibrio muy desigual y riesgoso, porque el que haya hegemonías no nos conviene a los que queremos vivir en paz.

Si mantenemos ese desequilibrio y no hacemos nada, insistió, ¿cómo se buscaría el predominio?, pues a través de lo bélico, y nosotros no queremos eso, así de claro y de sencillo. Entonces, preferimos un vecino económica y comercialmente fuerte, no un vecino fuerte en lo militar.

Además, reiteró que el equilibrio y lo comercial significa estabilidad política.

Luego de la renovación del tratado comercial, ahora como el Tratado de Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el presidente dijo que con este instrumento hay muchas posibilidades para el desarrollo de la región.

La principal ventaja comparativa, explicó, son las distancias y los costos por fletes. Por eso, llamó a apostar a producir más en la región y ser más autosuficientes.

Insistió en su política de buscar un equilibrio de crecimiento en el país, ya que mientras el norte crecía a un ritmo de siete por ciento anual, el sur no lo hacía.

Ahora, tan sólo en la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya se destinan 25 mil millones de dólares a esas dos gigantescas obras.

Anunció que el corredor del Istmo incluye ventajas en transmisión de gas que, refirió, podrían derivar en exportación del energético desde Veracruz a Europa.

A la vez, recordó la reciente resolución de la Suprema Corte sobre la reforma eléctrica, lo cual consideró como un ejemplo de legalidad, aunque de todas formas, adelantó, buscarán el diálogo con empresas y opciones antes de iniciar procesos judiciales.