Segundas partes en el séptimo arte

A 35 años de que el éxito taquillero alcanzado por Top Gun (1986) lo catapultara como una de las estrellas de Hollywood, Tom Cruise retomará su personaje de Maverick en la segunda parte de esta película, cuyo estreno debe ocurrir el 27 de mayo de 2022, tras varios aplazamientos debido a la pandemia de la Covid-19.

En esta secuela, cuyo argumento se desarrollará tres décadas después de los hechos de la cinta original, el aviador encarnado por Cruise se desempeñará como capitán e instructor de vuelo de la academia de pilotos de combate Top Gun en California, y tendrá entre sus discípulos al hijo de Goose, antiguo compañero de Maverick fallecido en un accidente.

Luego de varios retrasos, estaba previsto que el filme llegara a los cines en noviembre venidero, pero la compañía productora Paramount Pictures anunció a principios de este mes que el largometraje no verá la luz hasta el año próximo.

De este modo, continuará la espera para quienes desean conocer si podrá repetirse la fortuna de la cinta de 1986, que no resultó una obra maestra, ni siquiera una gran película, pero consiguió atraer a una importante cantidad de público gracias a elementos como el carisma de su protagonista y las espectaculares secuencias aéreas.

Quedan varios meses para saber, entonces, si Top Gun 2 se unirá a las segundas partes cinematográficas que han sido capaces de igualar o acercarse al éxito de entregas previas, o si agrandará la ya larga lista de las que resultaron un fracaso.

‘Al asesino de la cola del cine El Padrino II le ha decepcionado’, dicen Joaquín Sabina y Fito Páez en una canción, pero más allá del criterio de los trovadores sobre ese personaje, lo cierto es que el largometraje que dio continuación a la historia de la familia Corleone (1974) sedujo y satisfizo a espectadores y críticos, al punto de ser calificado como una de las mejores secuelas de la historia del séptimo arte.

La guerra de las galaxias: Episodio V – El Imperio contraataca (1980), Mad Max 2 (1981), Indiana Jones y el templo de la perdición (1984), Aliens: El regreso (1986), Terminator 2: el juicio final (1991), Toy Story 2 (1999) y El Señor de los Anillos: las dos torres (2002) son otras de las producciones consideradas dignas sucesoras de las originales.

En el sentido contrario, creaciones como Regreso a la laguna azul (1991), Sister Act 2, Ligas Mayores 2 (1994) e Hijo de la máscara (2005) constituyeron un fiasco, con muy pobre aceptación de las audiencias y críticas negativas.

Numerosas segundas partes no han sido el cierre de las primeras historias, sino que integran series cinematográficas más amplias, en algunos casos prolongadas de manera excesiva con gran cantidad de películas de calidades dispares.

Por ejemplo, el próximo año está previsto también el estreno de la séptima entrega de Misión Imposible, en la que el propio Cruise, de 59 años de edad, retomará su papel del agente Ethan Hunt, y se espera que para 2023 haya otro filme de este tipo.

Esas secuelas tienen mucho que ver con el interés en lograr grandes recaudaciones de taquilla, pues buscan atraer a un público nostálgico y deseoso de ver nuevamente a personajes queridos, aunque estos hayan envejecido considerablemente y el mundo donde surgieron haya sufrido notables cambios.