Mil millones sufrirán estrés térmico con temperatura a 2 grados o más

Mil millones de personas sufrirán de estrés térmico por calor si la temperatura global supera el umbral de los dos grados Celsius, alertó un estudio circulado en la Conferencia sobre el Cambio Climático (COP26).

De acuerdo con la investigación realizada por la Oficina de Meteorología del Reino Unido, la combinación potencialmente mortal de calor y humedad afecta actualmente a unos 68 millones de trabajadores en el mundo, pero de no ponerse freno al calentamiento global, la cifra seria 15 veces mayor.

Los expertos, que basaron sus predicciones en la teoría de la “temperatura del bulbo húmedo” –una medida que toma en cuenta el calor ambiental, la humedad, la velocidad del viento y la radiación solar– señalaron que las personas que viven en zonas tropicales como Brasil y Etiopia estarán entre las más afectadas por el estrés térmico.

Este nuevo análisis demuestra la urgencia de limitar el calentamiento global muy por debajo de los dos grados Celsius, afirmó el líder del proyecto Richard Betts, especialista de la Oficina británica de Meteorología y de la Universidad de Exeter.

El experto consideró, no obstante, que si se toman medidas urgentes para detener el aumento de la temperatura en el planeta, todavía es posible evitar esos riesgos potencialmente mortales para millones de personas.

Su colega en el Departamento de Meteorología Amy Wiltshire apuntó, por su parte, que para librarse de las peores consecuencias del cambio climático es necesario reducir de inmediato las emisiones de gases de efecto invernadero.

Lograr compromisos serios para alcanzar la neutralidad de carbono para 2050, dar pasos concretos para limitar a 1,5 grados la temperatura global del planeta son los principales objetivos de la COP26 que se celebra desde el 31 de octubre pasado en Glasgow.

Aunque en la primera semana se escucharon muchas promesas y anuncios sobre nuevos aportes financieros al llamado fondo climático y prescindir del uso del carbón como fuente de energía, muchos ambientalistas dudan que los líderes mundiales adopten compromisos vinculantes antes de que el evento finalice este viernes.

El expresidente de Estados Unidos Barack Obama, quien estaba en la Casa Blanca cuando se firmó el Acuerdo de París en 2015, dijo en el plenario de la COP26 que la mayoría de los países del mundo han incumplido las metas trazadas en la capital francesa.

No hemos hecho lo suficiente para enfrentar esta crisis, y estamos obligados a hacer más, aseveró el exmandatario norteamericano (2009-2017).