Elecciones históricas en Colombia y retos del progresismo

El domingo tuvieron lugar las elecciones para renovar el congreso de Colombia, consideradas históricas tras los resultados alcanzados por los sectores progresistas en ese país, pese los retos aún por enfrentar.

También el electorado votó para escoger a los presidenciables de las coaliciones Pacto Histórico, Equipo por Colombia y Centro Esperanza donde resultaron elegidos respectivamente, Gustavo Petro (cuatro millones 487 mil 551 votos); Federico Gutiérrez (dos millones 160 mil 329) y Sergio Fajardo (723 mil 84).

En entrevista con Prensa Latina, el académico Jairo Estrada, resaltó los logros del Pacto que también fue el más votado para renovar el senado y la cámara de representantes, y al mismo tiempo expresó su punto de vista, de una manera cauta, sobre el escenario con miras a las elecciones presidenciales del 29 de mayo venidero.

«Es evidente que hubo una votación muy copiosa en la consulta interna del Pacto Histórico lo cual es un indicador importante para las expectativas que hay en sectores de la sociedad colombiana en torno a ese proyecto político», comentó.

Estamos hablando de una votación de la consulta interna que se aproxima a los cinco millones de votos, una cifra significativa y como era de esperarse resultó electo Gustavo Petro quien será de manera clara el candidato presidencial por esa fuerza política, agregó.

Acerca de las consultas interpartidarias, manifestó que sorprendió la votación de la llamada coalición Equipo por Colombia, «donde el candidato que ganó es -como decimos aquí- uno de los gallos tapados del uribismo (seguidor del expresidente Álvaro Uribe).»

«Sorprende porque existía la expectativa que las expresiones de derecha tuviesen una menor aceptación, pero la realidad es que no es despreciable el resultado», recalcó.

Aunque, la votación es sensiblemente inferior en comparación con el pacto Histórico, la cifra le da un buen punto de partida de cara a las elecciones de mayo, alertó.

«Seguramente el uribismo tendrá que pensar su voto-candidato, pues el presidenciable Oscar Zuluaga de Centro Democrático partido oficialista fundado por Uribe, parece no convenirles», señaló.

Por lo tanto, habría que esperar algún tipo de acercamientos o acuerdos entre esas agrupaciones políticas para que finalmente el candidato de derecha que se vaya perfilando, sea Federico Gutiérrez, dijo.

En su opinión, la votación de la coalición Centro Esperanza para la cámara de representantes y senado «magra y mediocre», indica que la idea de que en Colombia había el mal llamado centro político realmente no parece consolidarse.

Queda más claro el escenario para las presidenciales con estos tres candidatos a quienes se agregan Rodolfo Hernández, del espectro de la derecha, Zuluaga que podría declinarse a Federico Gutiérrez, y finalmente Ingrid Betancourt, con menos peso, puntualizó.

Sin dudas hay un avance de los sectores progresistas y democráticos y el Pacto Histórico tendrá una presencia importante en el senado, por otro lado hay un aumento de los congresistas del Partido Verde, están los cinco del Partido Comunes, los de las circunscripciones indígenas y afro y algunos sectores del partido liberal que podrían sumarse, manifestó.

Por primera vez se eligieron las 16 curules para las víctimas del conflicto armado, uno de los logros del Acuerdo de Paz concebido como parte de un concepto de reparación territorial frente a los territorios más afectados por la guerra, destacó.

Sin embargo, en departamentos con circunscripciones de paz, como el Cesar o La Guajira, sobre todo en la costa del Caribe, hubo renuncias masivas de candidatos a esas curules por amenazas, recalcó.