OIT califica de catastrófico impacto de pandemia en el empleo

El director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder, calificó esta semana de catastrófico el impacto de la pandemia de la Covid-19 en el mundo laboral, al intervenir en una reunión del organismo.

‘El impacto ha sido devastador, catastrófico’, remarcó Ryder en el inicio de las sesiones plenarias de la 109 reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo, evento que por primera vez en su historia se celebra de manera virtual.

‘En conjunto, esto representa una crisis en el mundo del trabajo cuatro veces más grave que la desencadenada por la crisis financiera de 2008-2009’, apuntó el líder del organismo integrado por 187 Estados.

Alertó, además, que la recuperación económica tras la pandemia será desigual, debido en parte a la disparidad en la distribución de las vacunas antiCovid-19 en el mundo.

‘Al mirar cada vez más el proceso de recuperación con algunas economías que crecen rápidamente, muy rápidamente y que ahora se crean empleos a gran velocidad, creo que debemos ser conscientes de cuán desigual será la recuperación si continúa en su trayectoria actual’, sentenció Ryder.

En su informe Perspectivas sociales y del empleo en el mundo: Tendencias 2021, publicado la pasada semana, la OIT prevé que el déficit de puestos de trabajo derivado de la crisis global llegará a los 75 millones este año, para luego reducirse a 23 millones en 2022.

El correspondiente déficit en horas de trabajo equivale a 100 millones de empleos a tiempo completo en 2021 y a 26 millones en el próximo calendario, acotó.

Esta insuficiencia de puestos y horas de trabajo se añade a los persistentes niveles de desocupación, subutilización de la mano de obra y condiciones laborales deficientes anteriores a la crisis, remarcó el estudio.

En consecuencia —resaltó— pronostica que en 2022 el número de personas desempleadas en el planeta se sitúe en 205 millones, muy por encima de los 187 millones de 2019.

Tal cifra equivale a una tasa de desocupación del 5,7 por ciento, la cual solo se había registrado una similar en 2013.

De acuerdo con el texto, América Latina y el Caribe, y Europa y Asia Central fueron las regiones más afectadas en el primer semestre del año en curso.

En ambas, la pérdida estimada de horas de trabajo superó el ocho por ciento en el primer trimestre, y el seis por ciento en el segundo, mientras que a nivel mundial y en los mismos periodos las tasas fueron de 4,8 y 4,4 por ciento.

La OIT prevé que la recuperación del empleo a nivel global se acelere en la segunda mitad de 2021, siempre y cuando la crisis sanitaria no se agrave.

Sin embargo, resaltó que la recuperación será dispar, por la desigualdad de acceso a las vacunas y la limitada capacidad de la mayoría de las economías desarrolladas y emergentes para respaldar medidas fuertes de estímulo fiscal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí