Latinos despliegan talento dentro del boom del arte digital

Creadores de países de América embisten hoy el mercado de NFT (obras digitales), para ubicarse en la vanguardia de esta corriente creativa, devenida atracción de coleccionistas y punto de giro en la industria cultural.

Iniciativas provenientes de México, Argentina, Chile, Estados Unidos, Perú, Bolivia se suman cada día al ‘criptoarte’ como forma de promoción y comercialización de sus obras, únicas, intransferibles e innovadoras.

En ese sentido sobresale la casa de subastas más importante en México, Morton, que decidió lanzarse a este mundo, antes exclusivo para nerds y especuladores, en tanto un grupo de autodidactas fundó en esa nación la galería exclusivamente de arte NFT, Artcrypted Gallery.

De igual forma destaca el primer museo digital sudamericano (MALa), que agrupa piezas de un centenar de artistas y que cuenta entre sus impulsores con el argentino Juan Pablo Papaleo, así como el colectivo feminista cubano Clitplash, que apoya a creadoras digitales y rompe con los esquemas de género y raza, habituales en esta disciplina.

En marzo pasado nació la primera galería física del mundo en dedicarse a la exposición de obras en NFT: la Superchief Gallery, ubicada en la ciudad estadounidense de Nueva York, y que arrancó sus acciones con la muestra Season One Starter Pack compuesta por piezas de 300 especialistas de esta tendencia.

Asimismo, los archivos NFT, los cuales pueden ser un cromo, pintura, meme, gif, clip de audio o animación, una pieza musical, una foto, un extracto de video, o un tuit, protagonizan subastas en las más prominentes casas del mundo como Christie’s, en Estados Unidos.

Conocidas como piezas no fungibles, estos objetos virtuales están asociados a un certificado de autenticidad, códigos de identificación y metadatos, considerados inviolables y que pueden comercializarse mediante el uso de criptomonedas.

Las estanterías plagadas de libros, pinturas, esculturas, botellas de vino, videojuegos, discos de vinilo u otros objetos, trascienden el espacio físico para entrar a vitrinas en línea, en las cuales un cromo del futbolista portugués Cristiano Ronaldo cuesta más de 242 mil euros y empresas como la NBA explotan esta tendencia con clips de las mejores jugadas.

Disponible para cualquier usuario de Internet, existen plataformas especializadas para crear NFT como, CryptoPunks, Rarible u OpenSea, desde las cuales se pueden intercambiar por bitcoins u otras criptodivisas.

Los especialistas advierten que este mercado todavía da sus primeros pasos, por lo cual se esperan variaciones en sus precios, pero aseguran su permanencia entre los coleccionistas, que contarán con avales constatados de su propiedad y autenticidad.