Alertan contra aprovechamiento golpista de protestas en Perú

Personalidades políticas peruanas advirtieron contra los afanes de la extrema derecha de aprovechar las protestas sociales para desalojar al presidente Pedro Castillo y hacerse del poder.

“Vivimos una coyuntura con grupos de poder -bancadas congresales y medios de prensa- a la expectativa de que las protestas desborden y generen una estructura de oportunidad política favorable a sus posturas golpistas y desestabilizadora”, opinó la presidenta del Movimiento Nevo Perú, Anahí Durand.

“Urge mucha responsabilidad y ponderación”, agregó en un análisis sobre las manifestaciones de los últimos días en Lima y otras ciudades, ante lo cual el Gobierno declaró el estado de emergencia en la capital, con suspensión de derechos constitucionales, y estableció un toque de queda vigente hoy hasta la medianoche.

La dirigente hizo el comentario en un análisis que considera la recurrencia, limitaciones, débil politización y fragmentación de las protestas, relacionadas con los efectos del modelo neoliberal, ante las cuales, anotó, los gobiernos priorizan la represión en vez de fortalecer las organizaciones sociales como interlocutores.

Por su parte, el parlamentario de izquierda Guillermo Bermejo hizo notar que la derecha, con el apoyo de sus medios de prensa, ha reprimido y criminalizado siempre las manifestaciones de descontento, pero ahora azuza la violencia.

“Pretenden usar el justo reclamo de la gente, embalsado en tres décadas de neoliberalismo, para tumbar (derrocar) al primer gobierno de izquierda” instalado hace menos de un año, aseveró y llamó al diálogo entre el Gobierno y el pueblo organizado, al margen de los golpistas.

El analista político Álvaro Campana, desde una posición crítica al Gobierno, dijo que tras dos intentos fracasados de vacar (destituir) a Castillo en el Congreso, “es obvio que, al ver agotada la vía parlamentaria para un golpe, sectores de la ultraderecha están en una lógica insurreccional”.

Campana descartó victimizar al Gobierno “que ha demostrado ineptitud y vínculos cuestionables” y desconocer la acumulación de demandas y la frustración social, pero anotó que “Eso no nos debe cegar frente a la voluntad golpista a la que hay que cerrarle el paso” y subrayó la necesidad de una nueva constitución.

El secretario general del partido cogobernante, Perú Libre, Vladimir Cerrón, dijo que “la única solución permanente y pacífica es una Asamblea Constituyente, donde las clases sociales lleguen a un consenso y terminen los abusos y la discriminación”.

Entretanto, el defensor del Pueblo (Ombdusman), Gustavo Gutiérrez, que suele coincidir con las bancadas congresales de extrema derecha, presentó un hábeas corpus contra el toque de queda, alegando que afecta derechos constitucionales, aunque la medida está prevista en la constitución.