Firmas contra Ley en Uruguay frena políticas impopulares

El senador del Frente Amplio de Uruguay, Alejandro Sánchez, estimó que la recolección de firmas contra la Ley de Urgente Consideración (LUC) frenó una nueva reforma previsional y la subida de precio de combustible.

Sostuvo que fueron dos efectos de las casi 800 mil adhesiones entregadas a la Corte Electoral, para un referendo revocatorio de 135 artículos de la LUC, el mayor número en la historia en el tiempo más breve.

Hasta la fecha la Corte Electoral ya validó 409 mil de las 675 mil constitucionalmente necesarias, y solo rechazó un 7,9 por ciento de las boletas computadas.

Sánchez denunció que la reforma de seguridad social propuesta traerá más recortes de derechos y ‘hay que ganar este referendo para que este gobierno no se anime a meterse con las jubilaciones de la gente, no haga lo mismo que el anterior ejecutivo del Partido Nacional en los 1990, para peor’.

Al intervenir en un acto de campaña por el SI a la derogación, señaló que también a consecuencias de las firmas, el Poder Ejecutivo omitió disponer otra impopular subida mensual de tarifas de combustibles.

Advirtió contra la ‘vieja táctica’ desde el oficialismo de recurrir al miedo, que empezó el dirigente del Partido colorado, Julio María Sanguinetti y los dichos del secretario de la Presidencia y el ministro del Interior, Luis Alberto Héber, de que si gana el SI habrá que abrir las puertas las cárceles para que salgan delincuentes.

El legislador frenteamplista fustigó el contento del gobierno por lograr 600 mil dólares de ahorro, mientras se generaron 100 mil pobres nuevos, 80 mil trabajadores en seguro de paro, 10 mil desempleados y 10 mil empresas que cerraron.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí