Rusia reconoce independencia de Donetsk y Lugansk

El presidente Vladimir Putin firmó el lunes el decreto que establece el reconocimiento por parte de Rusia de la independencia de las Repúblicas Populares de Donetsk y de Lugansk.

En una intervención televisada de una hora, el mandatario comunicó que también serán aprobados acuerdos de amistad, cooperación y asistencia entre Moscú y esos territorios de la región ucraniana de Donbass.

Putin denunció que el gobierno de Kiev no respeta, ni respetará los acuerdos de Minsk y expresó que, como en ocasiones anteriores, este trata de organizar una guerra relámpago en el este del país, con la utilización de armamento pesado y el asesinato de civiles.

Enfatizó que mientras eso sucede, el mundo civilizado —como se autoproclama—, no se interesa por este homicidio. “¿Cuánto tiempo se puede tolerar esta situación? Hemos tratado de buscar una solución pacífica durante muchos años, pero nada cambia. No reconocen otra salida a la situación en el Donbass”, apuntó.

El jefe de Estado llamó la atención sobre el bombeo constante en los últimos tiempos de armamento moderno, entrenadores de Estados Unidos y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) hacia ese territorio.

También señaló cómo el país se convirtió en polígono frecuente de maniobras militares de Occidente y manifestó su preocupación con respecto a la posibilidad de que Ucrania se transforme en una plataforma para los ataques hacia Rusia.

Rusia dispone de información de que la adhesión de Ucrania a la OTAN y el despliegue de las instalaciones de la Alianza allí es una cuestión predeterminada, afirmó.

Señaló que bajo ese escenario, el nivel de amenazas militares a Rusia aumentará dramáticamente, muchas veces. “El peligro de un ataque repentino a nuestro país se multiplicará”, enfatizó.

Explicó que con el apoyo de Kiev, las fuerzas de la OTAN podrían controlar las fuerzas de seguridad rusas y sus misiles podrían alcanzar en pocos minutos toda la parte europea de la nación euroasiática.

“No vamos a quedarnos con los brazos cruzados”, dijo el mandatario, quien subrayó la responsabilidad que tiene Rusia sobre la seguridad regional.

En tal sentido, recordó que en diciembre de 2021 Moscú publicó dos documentos de posibles acuerdos de compromisos legales de seguridad a largo plazo para Washington y la OTAN.

Advirtió que las propuestas plantean tres prioridades clave: la no expansión de la Alianza, la prohibición del despliegue de armas de ataque que amenacen su territorio desde países vecinos, y el retorno de la infraestructura del bloque en Europa a su posición de 1997, cuando se firmó el Acta Fundacional Rusia-OTAN.