Reabierto puente clave entre EEUU y Canadá tras días de protestas

Un puente clave que conecta Estados Unidos y Canadá reabrió el lunes luego de la detención por las autoridades de docenas de manifestantes que mantenían bloqueado ese paso fronterizo desde hacía una semana

De acuerdo con la cadena nacional de noticias CBC News, el alcalde de Windsor, Drew Dilkens, anunció que el cierre del puente Ambassador, que une esa ciudad canadiense con Detroit, en el país vecino, llegó a su fin tras la intervención de un juez.

Las operaciones se reanudaron a última hora de la noche del domingo, según medios locales, después de varias jornadas de protestas en contra de los mandatos gubernamentales para contener la actual oleada de la Covid-19.

La protesta en ese punto de la ciudad concluyó luego de que las autoridades detuvieran a cerca de 30 personas y remolcaran a un grupo de vehículos fuera del puente, que cerró sus operaciones el pasado 7 de febrero.

Antes de los bloqueos, por el Ambassador circulaban diariamente unos ocho mil camiones, lo que representa cerca del 25 por ciento de todo el comercio transfronterizo, equivalente a 500 millones de dólares diarios.

Las manifestaciones desatadas hace casi 20 días son protagonizadas por camioneros que se oponen al mandato de vacunación impuesto por el gobierno del primer ministro Justin Trudeau para quienes hagan viajes transfronterizos.

Los medios locales aseguran que la mayoría de los ciudadanos canadienses se oponen a la llamada Caravana de la Libertad y se quejan de que los camiones contaminan el aire de la capital canadiense y crean una atmósfera de miedo para algunos residentes.

El sábado, unas 500 personas marcharon desde el parque Lansdowne a través de Glebe.

A última hora de la tarde, el grupo creció hasta alcanzar las mil personas, en medio de crecientes tensiones.

«Quiero ofrecer mi más sincero agradecimiento a todo el personal de las fuerzas del orden implicado por su enfoque decidido, pero compasivo, de la ocupación», dijo el alcalde de Windsor.

Dilkens afirmó que, si bien Canadá es una nación que cree en el derecho a la libertad de expresión, también se rige por el estado de derecho.

“Como canadienses, es más lo que nos une que lo que nos separa y todos debemos encontrar la determinación de acercarnos a quienes tienen opiniones diferentes con tolerancia y respeto, agregó y concluyó que los actos ilegales, los bloqueos y la incitación al odio no serán tolerados”, significó.