Gobierno anuncia redada antiterrorista y motiva dudas en Perú

Lima, 2 dic (Prensa Latina) El Gobierno de Perú anunció hoy la captura de 72 presuntos integrantes del grupo armado Sendero Luminoso y la derrota definitiva de este, lo que generó inmediatas dudas desde diversas posiciones.

El ministro del Interior, Rubén Vargas, cuya interpelación es promovida en el Congreso de la República, sostuvo que la operación, a cargo de 752 policías y 98 fiscales que allanaron casi un centenar de casas y otros locales, significó ‘la derrota definitiva del grupo’.

La Policía identificó a algunos de los detenidos y afirmó que se trata fundamentalmente de la desarticulación del aparato político que recibía órdenes desde la cárcel del anciano jefe de Sendero Luminoso(SL), Abimael Guzmán, encarcelado desde 1992 y condenado a cadena perpetua.

Los detenidos en su mayoría son señalados como integrantes del Movimiento por Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef), que promueve sin éxito una amnistía para los participantes en la llamada guerra interna librada en las últimas décadas del siglo XX.

El analista Augusto Malpartida y el general en retiro de la Policía José Céspedes pusieron en duda la información oficial, y el primero dijo que se trata de un intento de lavar la cara de la Policía tras la violenta represión a masivas protestas que obligaron el mes pasado a renunciar al conservador presidente transitorio Manuel Merino.

Céspedes sostuvo que la operación anunciada se realizó cuando la primera ministra, Violeta Bermúdez, está a punto de presentarse ante el Parlamento a pedir su ratificación y la de todo el gabinete ministerial.

Tras una reunión con congresistas de oposición, sobre el rechazo de policías retirados a la reorganización de la Policía, dijo que la operación es similar a la realizada en julio de 2017 cuando era inminente la interpelación del entonces ministro del Interior, Carlos Basombrío.

Añadió que se trata de una operación improvisada de un tema en investigación desde hace dos años.

Malpartida, por su parte, declaró a Prensa Latina que el presidente Francisco Sagasti parece olvidar que el origen de su gobierno transitorio es la lucha callejera masiva y calificó la operación policial como una acción distractiva ante importantes protestas campesinas.

Ha sido un tremendo error, en vez de anunciar operaciones en las que no cree la gente y pueden usarse para descalificar las protestas sociales, las cuales no guardan relación con el terrorismo, añadió, a tiempo de pedir al gobierno reflexión y cambio de actitud.

Tras su captura de 1992, el jefe senderista Guzmán llamó a sus seguidores a dejar las armas y luchar por una amnistía y solo un grupo de ellos, aislado en un agreste territorio del centro del país, realiza esporádicas emboscadas y otras acciones contra militares y policías.