Cinco nuevos puntos de cooperación entre México y Estados Unidos

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, propuso a su homólogo de Estados Unidos, Joe Biden, cinco puntos básicos de cooperación y su anfitrión respondió positivamente.

En la entrevista en la Oficina Oval de la Casa Blanca, López Obrador le dijo a Biden que los grandes desafíos nos demandan un programa atrevido de desarrollo y bienestar, además de estrechar aún más los lazos de amistad y cooperación.

Explicó que a pesar del tratado comercial trilateral entre ambos países y Canadá, hay márgenes para intensificar la relación bilateral, por ejemplo, en el caso de las altas tasas de inflación.

A continuación, relacionó los cinco puntos de su propuesta, la primera sobre la crisis energética en la cual, después de señalar que México destina 72 por ciento de su producción de crudo a Estados Unidos, se compromete a garantizar al doble el abasto de este combustible, lo cual sería un apoyo considerable.

Como segundo puso a disposición más de mil km de gaseoductos a lo largo de la frontera sur con México para transportar gas de Texas a Nuevo México, Arizona y California, por un volumen capaz de generar hasta 750 megawatts de energía eléctrica y abastecer tres millones de personas aproximadamente.

Propuso en el tercero seguir eliminando aranceles pues, existen algunos otros que podrían suspender y hacer lo mismo con medidas reglamentarias y trámites en el comercio de alimentos y otros bienes que aminoren los precios a los consumidores.

El cuarto está referido a un plan de inversión privada y pública entre los dos países para producir bienes que fortalezcan sus mercados, y se eviten importaciones de otros continentes, y se harán con inversionistas estadounidenses plantas de licuefacción de gas, de fertilizantes, parques solares y tendidos de líneas de transmisión en los estados fronterizos.

Recordó que está tomada la decisión soberana de nacionalizar el litio, un mineral que resulta fundamental para avanzar en el propósito de no depender de los combustibles fósiles.

El último punto se refiere al ordenamiento del flujo migratorio y permitir la llegada a Estados Unidos de obreros técnicos y profesionales de las distintas disciplinas mexicanos y centroamericanos, con visas temporales de trabajo.

Le pidió a su homólogo “regularizar ya la incertidumbre” de migrantes que laboran en Estados Unidos desde hace años, aunque “sus adversarios peguen el grito en el cielo”.

Por su parte, Biden se mostró confiado de “solucionar los problemas bilaterales” con ayuda del gobierno de López Obrador. “Estoy muy ansioso de ver cómo podemos abordar esos cinco puntos que usted mencionó”. Tras calificar la crisis migratoria como un problema del hemisferio, se comprometió a crear oportunidades de trabajos legales para migrantes.