Adrenalina por las nubes en el año previo a Qatar 2022

Dicta la historia que los años previos a la Copa del Mundo de la FIFA, por lo general, suelen ser tranquilos, sin grandes torneos continentales y solo centrados en terminar los procesos clasificatorios de cada región.

Sin embargo, el 2021 rompió con esa tradición y experimentó un calendario plagado de muchísima actividad y algunos acontecimientos dignos de recordar en décadas venideras, impulsado en parte por la pandemia que golpeó al planeta en 2020 y paralizó por varios meses el deporte universal.

La Copa América y la Eurocopa debieron mover sus programas 12 meses después de su fecha original y, en el caso del primero, estuvo a punto de irse a pique ante la declinación a última hora de los dos anfitriones originales, Colombia y Argentina.

Renacimiento albiceleste

El certamen regional de selecciones nacionales más antiguo del planeta fue salvado por Brasil, una sede no exenta de polémica ante el auge de la Covid-19 en esa nación suramericana, motivo por el cual la justa se celebró a puertas cerradas y sin invitados foráneos como inicialmente estaba previsto.

La atípica Copa América 2021 vio coronarse casi tres décadas después a una Argentina que venía de sufrir una decepción tras otra y para resanar su orgullo encontró inmejorable escenario que el mítico Maracaná y frente a su archirrival de siempre.

Al fin Lionel Messi consiguió celebrar un título vestido de albiceleste, y lo hizo con la satisfacción de haber sido el máximo goleador y mejor jugador del torneo, liderando junto a otros ilustres veteranos como Ángel Di María, una nueva generación que promete dar de qué hablar en Qatar.

Precisamente, a la primera lid universal organizada en un país árabe, los pupilos del estratega Lionel Scaloni sacaron boleto en la última fecha de las siempre emocionantes eliminatorias suramericanas de noviembre pasado.

La llamada «Scaloneta» secunda a la «verdeamarela» de Tite en la tabla de posiciones de Conmebol, y ambas esperan por sus dos acompañantes oficiales, más el aspirante al repechaje, tres plazas que por el momento ocupan, Ecuador, Colombia y Perú, en ese orden.

Pero con cuatro fechas por disputarse –dos enero e igual cantidad en marzo- aún queda mucho por definir, toda vez que Chile, Uruguay, Bolivia y Paraguay cuentan con opciones de colarse en la fiesta. Solo Venezuela se encuentra ya eliminado.

Azurra agridulce

El apretado cronograma de la UEFA incluyó la aplazada Euro de 2020, la fase final de la Liga de Naciones y el proceso clasificatorio completo al Mundial de Qatar. Todo ello entre la también agitada temporada a nivel de clubes, con la Champions como bandera, más las competiciones domésticas de cada país.

La selección de Italia acaparó la mayor cantidad de titulares, aunque por razones diferentes. En primera instancia, la renacida «Azurra» de Roberto Mancini lució el mejor fútbol de los 32 equipos participantes en una Euro que se extendió por 11 ciudades europeas.

Tras vencer a Inglaterra en penales en el mítico Wembley londinense, Italia quebró la maldición de las finales perdidas en 2012 y 2000 y alzó su segundo cetro continental, después de aquel que conquistaron cuando fueron sede de la fase final del evento en 1968.

La maquinaria creada por el estratega nacido en Iesi llegó a eslabonar 37 partidos sin conocer la derrota sumando los siete de la lid europea, pero las mieles del triunfo empalagaron su accionar y el futuro les depararía momentos de amargura.

Después de un comienzo de las eliminatorias también exitoso, la nave italiana arribó a la última doble fecha necesitada de solo una victoria para sellar su pasaje a Qatar, mas sendos empates ante Suiza e Irlanda del Norte, combinado con un triunfo posterior de los helvéticos, la mandaron directamente el difícil repechaje.

Misma suerte corrió el anterior titular europeo, Portugal, al perder su asiento directo en el último minuto ante Serbia, y junto a los italianos constituyen los únicos dos pesos pesados del continente que no lograron su pasaporte expedito.

Alemania, Dinamarca, Francia, Bélgica, Inglaterra, España, Croacia, Serbia, Suiza y Países Bajes conforman el primero grupo de 10 clasificados que representarán a la UEFA en la Copa del Mundo de 2022.

Por su parte, las escuadras de Portugal, Suecia, Italia, Ucrania, Gales, Escocia, Turquía, Rusia, Polonia, Macedonia del Norte y Turquía, además de Austria y República Checa, tendrán una última oportunidad en la ronda de playoffs en marzo próximo.

«Les blues», por partida doble

En el recuento anual del fútbol europeo no debe pasarse por alto la victoria de Francia en la final de la Liga de Naciones frente a España. La «Roja» del cuestionado Luis Enrique llegó inspirada a esa instancia y estuvo a en posición de levantar el trofeo pero sendos goles de Karim Benzema y Kylian Mbappé arruinaron sus planes.

Así mismo le sucedió al Manchester City en su anhelo por ganar -finalmente- una Champions, pero el fenomenal Chelsea de Thomas Tuchel le arruinó los festejos y se erigió nuevo monarca del certamen más prestigioso del planeta a nivel de clubes.

El 2021 fue un año de sequía para algunos grandes clubes. Además de ver frustrada su apuesta por una elitista Superliga europea, Real Madrid, Barcelona y Juventus terminaron sus respectivas competiciones domésticas con las manos vacías.

Atlético de Madrid e Inter de Milán volvieron al trono años después y se unieron al Lille francés como los matagigantes de la temporada en las cinco grandes ligas del Viejo Continente. En tanto, el City recuperó la hegemonía en la Premier en detrimento del Liverpool, y el Bayern Múnich mantuvo su reinado de terror en Alemania.

El séptimo

A finales de noviembre, la prestigiosa revista France Football entregó el Balón de Oro a Messi, el séptimo premio de este tipo que suma a sus vitrinas el crack rosarino, aunque -vale aclarar- uno de los más polémicos también.

Si bien sus méritos con la selección argentina y Barcelona pesaron en los votantes, su desempeño desde que llegó al París Saint-Germain no ha tocado el nivel al que acostumbró por años en España.

Por otro lado, su principal rival era el goleador polaco Robert Lewandoski, a quien muchos señalaban como merecedor del reconocimiento, toda vez que en 2020 no se entregó y, sin dudas, hubiera sido para él.

¿Y el resto del mundo?

De las restantes regiones en busca de cupos a Qatar –el último Mundial con 32 selecciones hasta el momento- sobresale la actuación de Canadá en la hexagonal final de la Confederación Norte, Centroamérica y el Caribe (Concacaf).

El once del país norteamericano sorprendió con sendas victorias en la última doble fecha eliminatoria y se encaramó en la cima de la clasificación, por delante de los favoritos e históricos Estados Unidos y México, en ese orden, mientras Panamá mantiene sus esperanzas en el puesto de repechaje.

Por su parte, África tiene la mesa servida para los cincos playoffs decisivos de marzo próximo, donde Argelia, Túnez, Nigeria, Camerún, Mali, Egipto, Ghana, Senegal, Marruecos y Congo intentarán quedarse con los cincos pasaportes del continente.

El panorama en Asia, sin embargo, es diferente, con Irán y Corea del Sur con los billetes casi en el bolsillo por el grupo A, en tanto, Arabia Saudita, Japón y Australia todavía mantienen la lucha por los dos tickets de la llave B.

Los terceros lugares de esos distritos dirimirán una eliminatoria cuyo ganador irá a la repesca con uno aspirante de Oceanía, Conmebol o Concacaf, y de ahí saldrán los dos últimos clasificados a la Copa del Mundo de otoño venidero.