Kamala Harris termina visita a México con promesas migratorias

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, terminó el martes su visita de nueve horas a México con promesas de participación más activa en la lucha contra las causas de la migración.

La visitante se reunió en el Palacio Nacional con su anfitrión Andrés Manuel López Obrador, a quien reiteró el compromiso de invertir 130 millones de dólares en México en tres años para asistencia técnica sobre reforma laboral contemplada en el tratado de libre comercio que incluye a Canadá.

Relacionado con esto, se entrevistó en la tarde del martes con líderes laborales y con mujeres emprendedoras, y coincidió con López Obrador en la necesidad de brindarle apoyo a los sindicatos ‘porque eso va en favor de la prosperidad económica y social de ambos países’, aseguró.

Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, indicó que entre los temas abordados con el mandatario figuraron los relacionados con economía, cooperación para la seguridad, desarrollo en el sur de México y Centroamérica.

En asuntos migratorios, el principal del encuentro, se trató la propuesta a Estados Unidos de incorporarse al programa Sembrando Vida en países de Centroamérica, esto con el fin de ayudar al medio ambiente y generar empleos.

Los dos gobiernos firmaron un memorándum de entendimiento para la cooperación internacional, con el fin de promover y fomentar las opciones en las naciones centroamericanas en el tema migratorio.

Según el jefe de la diplomacia mexicana, el acuerdo consiste en intercambiar experiencias y propuestas sobre la ampliación de sus programas de desarrollo y bienestar a Guatemala, Honduras y El Salvador, principales emisores de migrantes.

Por su parte, Harris dijo que habló con López Obrador sobre reexaminar algunas restricciones de viajes con México, es decir, flexibilizar los requisitos para la solicitud de visas hacia Estados Unidos, pero que esperarán hasta que se conforme el equipo de trabajo binacional para discutirlo a detalle.

La vicepresidenta hizo esas declaraciones en una conferencia de prensa en un hotel del Paseo de la Reforma donde se alojó y de allí partió al aeropuerto capitalino a abordar el Air Force Two que la llevó de regreso a su país.

Mencionó también la necesidad de reexaminar algunas de las restricciones impuestas para los viajes entre ambos Gobiernos y reveló que visitará pronto la frontera con México, pero atenderá primero los orígenes de la migración, principalmente con la población del Triángulo Norte (Centroamérica), prometió la visitante.

Sobre su llamado a evitar migrar hacia el norte -como denominan en Latinoamérica a Estados Unidos- Harris añadió que ‘su mensaje no lo tomó a la ligera y que buscará dar el enfoque requerido para atender las causas originarias del éxodo’.

Aunque la vicepresidenta llegó el lunes 7 de junio a las 23:00 hora local, la visita oficial comenzó a las 10:00 de este martes, cuando fue testigo en el Palacio Nacional junto al presidente López Obrador de la firma de un memorando de entendimiento sobre cooperación económica.

Harris llegó a México procedente de Guatemala donde concluyó una estancia de dos días y se entrevistó con el presidente Alejandro Giammattei.

Es el primer viaje al extranjero de Harris como vicepresidenta y también la primera gestión presencial que realiza tras ser responsabilizada por Biden del tema migratorio.

Según sus propias declaraciones, en Guatemala trató de profundizar los lazos diplomáticos con ese país al igual que hizo hoy con México, dos naciones claves para los esfuerzos de la Casa Blanca de frenar el arribo de migrantes.

En esta gira, la vicepresidenta no tuvo contactos con los mandatarios de Honduras y El Salvador como partes del plan de desarrollo planteado por México y acogido de alguna manera por Harris en el sentido de que busca dar un enfoque al tema migratorio centrado en crear mejores oportunidades en la región mediante ayuda económica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí