Demandan a gobierno de Ecuador políticas públicas justas

Centenares de personas marcharon esta semana en Quito contra medidas neoliberales aplicadas por el gobierno del presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, y por políticas públicas justas para la población.

Las manifestaciones recorrieron el centro histórico dividida en bloques de trabajadores, representantes de los educadores, colectivos de mujeres y estudiantes universitarios, entre otros.

Acompañados de pancartas y banderas de Ecuador, las principales demandas se centraron en exigir al ejecutivo congelar los precios de la gasolina y el diésel, por valores inferiores a los actuales, recientemente incrementados.

Presupuesto adecuado para los sectores de salud y educación, cumplir las promesas de campaña y garantizar empleo digno son algunos de los pedidos.

‘Hoy día hemos salido los docentes, estudiantes y trabajadores de la Facultad de Filosofía de la Universidad Central de Ecuador en protesta por las medidas económicas del gobierno de Lasso, quien no ha hecho cumplimiento de sus promesas de campaña’, precisó a Prensa Latina un maestro identificado como James.

Por su parte Ana María, una estudiante universitaria, afirmó que el ejecutivo debe darle su justo valor a la enseñanza superior, pues son las nuevas generaciones de profesionales de este país andino.

César Hualpa, a nombre de las organizaciones sociales, aseguró además que el mandatario le mintió a la ciudadanía sobre sus vínculos con paraísos fiscales.

Clever Hidalgo, presidente de la Unión Nacional de Educadores en su núcleo Pichincha, reclamó la liberación de los manifestantes detenidos durante la jornada, que suman más de 30.

‘El magisterio ecuatoriano, los obreros, la juventud, las mujeres, los trabajadores en las 24 provincias del país también exigen al presidente de la república responder a las demandas de evasión tributaria, cuando han sacado dinero del país’, advirtió.

Asimismo, consideró que debe ser investigado y juzgado por la Fiscalía y los poderes del estado, los cuales deben actuar inmediatamente para sancionar la evasión y los recursos malhabidos.

Las marchas terminaron con enfrentamientos entre los manifestantes y la policía, mientras que en otras provincias hubo denuncias de acciones represivas por parte de las fuerzas del orden contra los participantes en la jornada considerada de lucha y resistencia.