Ucrania, Covid y temas en agenda del G7

Esta semana concluyó en Elmau, Alemania, la Cumbre del G7 en la que los estados miembros, incluyendo Canadá, anunciaron un importante nuevo apoyo a Ucrania.

Durante la cumbre, el primer ministro Justin Trudeau se reunió con líderes de las principales democracias del mundo para promover esfuerzos coordinados para continuar apoyando a Ucrania, construir un futuro más limpio para todos, hacer llegar las vacunas contra el COVID-19 a quienes las necesitan y promover valores compartidos de democracia, derechos humanos e igualdad de género.

Trudeau anunció $ 151,7 millones en nuevo apoyo humanitario, de desarrollo y de paz y seguridad para Ucrania. Esto incluye $ 75 millones en asistencia humanitaria para ayudar a obtener alimentos, efectivo y cupones de emergencia, protección, refugio y servicios de salud para los ucranianos. También incluye $52 millones para soluciones agrícolas, incluidas unidades de almacenamiento de granos para ayudar a mejorar la seguridad alimentaria, $15 millones para apoyar los esfuerzos de limpieza de minas que salvan vidas y $9,7 millones para apoyar la rendición de cuentas por violaciones de derechos humanos. El primer ministro también anunció que Canadá otorgará un préstamo de $200 millones a Ucrania a través del Fondo Monetario Internacional para ayudar a satisfacer sus necesidades urgentes de liquidez. Además, anunció que $73 millones en asistencia humanitaria que Canadá prometió el 9 de abril de 2022 ahora se han asignado para abordar la crisis en Ucrania y los países vecinos.

Los lídere tuvieron también la oportunidad de reunirse con la Dra. Jutta Allmendinger, Presidenta del Consejo Asesor de Igualdad de Género de 2022, para analizar los desafíos relacionados con la igualdad de género, incluidos los impactos desproporcionados de la pandemia en las mujeres y las niñas; mayor vulnerabilidad de las mujeres y niñas ucranianas a la trata de personas; y el uso de la violencia sexual en los conflictos.

A lo largo de la Cumbre, Trudeau habló con los líderes del G7 e invitó a los invitados a reiterar la necesidad de una acción ambiciosa y coordinada sobre el cambio climático.

Trascendió que los líderes del G7 trabajarán para establecer un Club Climático abierto y cooperativo para acelerar el progreso hacia la implementación del Acuerdo de París, que complementará el liderazgo climático de Canadá, incluso a través del desafío global de fijación de precios de la contaminación.

Los líderes del G7 también se comprometieron a reducir la brecha de inversión global para infraestructura sostenible y movilizar la inversión privada, y reconocieron las Asociaciones de Transición Energética Justa como un medio para apoyar las transiciones hacia sociedades bajas en carbono y resilientes al clima. También se comprometieron a tomar medidas inmediatas para asegurar el suministro de energía y detener los aumentos en los precios, sin comprometer los objetivos climáticos y de biodiversidad, incluida la transición de energía limpia.