Primer Día Nacional de la Verdad y la Reconciliación: Entre disculpas y omisiones

Como anunciamos la pasada semana, Canadá celebra hoy su primer Día Nacional de la Verdad y la Reconciliación, una fecha que constituye en sí misma un llamado al desagravio de las más de 600 primeras naciones del país.

Este nuevo feriado legal federal coincide con el Día de la Camisa Naranja, una iniciativa que inició en 2013 como una forma de honrar a los niños indígenas y educar a los canadienses sobre el impacto que tuvo el sistema escolar residencial en esas comunidades.

Además consolida finalmente uno de los 94 llamados de acción realizados por la Comisión de la Verdad y la Reconciliación en 2015.

Esta primera jornada conmemorativa llega a pocos días de que la Conferencia Canadiense de Obispos Católicos (CCCB) emitiese una disculpa pública a los pueblos indígenas del país por el sufrimiento infringido en las escuelas residenciales.

 “Muchas comunidades religiosas católicas y diócesis participaron en este sistema, que llevó a la supresión de las lenguas, la cultura y la espiritualidad indígenas, sin respetar la rica historia, tradiciones y sabiduría de sus pueblos”, dijo el comunicado.

En ese sentido la organización religiosa reconoció los graves abusos cometidos en esas instituciones que han dejado un rastro innegable de daños físicos, psicológicos, emocionales, espirituales, culturales y sexuales.

Los obispos católicos de Canadá se comprometieron también a recaudar fondos en el país para apoyar a los grupos indígenas regionales con proyectos definidos a nivel local.

El comunicado, sin embargo, despertó sentimientos encontrados en las comunidades indígenas y así lo manifestó la jefa nacional de la Asamblea de las Primeras Naciones, RoseAnne Archibald.

La líder agradeció la disculpa pero manifestó una profunda decepción de que la Conferencia Canadiense de Obispos no haya tomado la iniciativa de aprobar una moción para invitar formalmente al Papa a Canadá a ofrecer sus disculpas a las Primeras Naciones y a los sobrevivientes indígenas.

La tan esperada disculpa de la Santa Sede es uno de los reclamos de las comunidades nativas canadienses que buscan un reconocimiento oficial de los daños cometidos por la Iglesia como institución y no por sus representantes.

En todo el país se han localizado cientos de tumbas sin identificar en los sitios de las antiguas escuelas residenciales. Solamente en la provincia de British Columbia, se han identificado unos 200 posibles sitios de enterramiento utilizando un radar de penetración terrestre. Funcionarios indígenas en Saskatchewan también dijeron que un radar de penetración terrestre había detectado más de 700 tumbas sin marcar en la antigua Escuela Residencial Indígena Marieval al este de Regina.

Premier de Ontario bajo la crítica por omisión

Muchas provincias y territorios contemplan este 30 de septiembre como feriado y libre para los estudiantes; sin embargo lugares como Alberta, Saskatchewan, New Brunswick, Quebec y Ontario han optado por no reconocer la jornada legalmente.

Esta decisión, catalogada por muchos como esperada pero no por ello menos insensible, puede afectar la significación de una fecha que más que un festejo llama a la toma de conciencia para no repetir los errores del pasado.

Esta actitud ha traído también críticas de algunos de los partidos, especialmente en la provincia de Ontario donde la decisión del Premier Doug Ford no pasó desapercibida.

El jueves pasado, la nueva líder del NDP en la provincia, Andrea Horwath, emitió un comunicado junto con el MPP Sol Mamakwa, criticando la decisión del gobierno de Ford.

“Es vergonzoso que se niegue al solemne deber de recordar, aprender y trabajar por el cambio”, dijo en parte el comunicado.

También el líder provincial del Partido Verde, Mike Schreiner, emitió un comunicado instando al gobierno de Ford a “respetar las voces de los líderes y ancianos indígenas que piden que el Día Nacional de la Verdad y la Reconciliación sea reconocido como un feriado provincial en Ontario.