FALLO DE CORTE: es inconstitucional, la negativa a las apelaciones de refugio

El fallo tiene que ver con solicitantes procedentes de “países seguros”
La regla del gobierno federal que imposibilita el derecho a apelar, aplicada a nacionales provenientes de 42 países, es discriminatoria y este derecho deberá restablecerse en forma inmediata, decretó la Corte Federal.

 

El Juez de la Corte Federal canadiense Keith Boswell dictó la semana pasada un fallo en el que señala que la distinción marcada por el actual gobierno conservador “sirve para marginar, crear prejuicios y estereotipos de los solicitantes de refugio provenientes de países generalmente considerados seguros y no productores de refugiados” [país de origen designado o DCO- Designated Country of Origin, en inglés], pues viola el derecho a la equidad y la no discriminación.
Calificó además de inconstitucional al referido programa federal DCO del Buró de Inmigración y Refugio de Canadá –implementado en 2012-, pues genera estereotipos en torno a ciudadanos provenientes de los 42 países listados en dicho programa, al considerarlos “falsos” y que buscan tomar ventaja del sistema de refugio canadiense y de su generosidad.

 
“Dicha distinción perpetúa la desventaja histórica y el estereotipo de que sus miedos de persecución o discriminación son menos valiosos”, dijo el jurista en su decisión contenida en 118 páginas.
El gobierno federal ha mencionado sus intenciones de apelar la decisión e interponer una moción que detendría la interrupción del programa vigente, mismo que niega las apelaciones ante la División de Apelaciones de Refugio –RAD, por sus siglas en inglés-mientras el proceso de apelación a la decisión federal sigue su curso.