“Dándote con la mazo y con la mano amándote”

CECILIA ALBORNOZ*

Con esta premisa nos ahondaremos en el tema de los supuestos roles de la mujer en la relación de pareja. Indiscutiblemente nuestros hogares latinos están llenos de estas frases, que nos remontan a convenciones domestico familiares.
En el marco de la conmemoración contra la Violencia Domestica a celebrarse a nivel mundial el 25 de noviembre, toco de nuevo algunos conceptos acerca del papel de la mujer en una pareja. Comenzaremos con los primeros contactos en la adolescencia, esas primeras relaciones de completa candidez y pasión, donde a veces se confunde la preocupación con la obsesión por parte del otro, el querer saber a cada instante dónde está, lo que está haciendo, qué estás pensando, registrarle el teléfono celular…
Son signos de control, de poder y esto puede desencadenar en una relación de violencia doméstica.
Existen diferentes manifestaciones de violencia, tenemos la física, la cual es visible, la violencia emocional, que es más bien un chantaje sicológico, un manipulación de poder y también está presente la violencia sexual. Es un tópico difícil de mencionar porque se entiende que en un matrimonio o relación de pareja está implícito todo  pero no necesariamente debemos aceptar todas las caricias no deseadas, todas las penetraciones en las cuales solo accedemos por creer que es parte de nuestro compromiso, todos esos comentarios sexistas cada vez que nos ponemos determinada ropa. Pues dejen me decirle mis queridas amigas que nada de esto justifica la violencia sexual, porque la palabra NO, significa, acción de parar, y no transgredir ese límite.
Somos nosotras las encargadas de poner un alto a esta discriminación de género, sin sentimiento de culpabilidad cuando digamos NO y de la misma manera cuando digamos SI.
*Terapeuta en Salud Mental Tel.: 647-720-1166