La Llama Panamericana con la comunidad

El miércoles, en el día 40 del relevo de la Antorcha Panamericana, los latinoamericanos recibieron el fuego que representa el espíritu de las justas.

 

Más de medio millar de personas asistió al Parque de Caledonia para vivir un momento histórico.

 

La antorcha llegó al sitio de la mano del cubano-canadiense Papito Wilson –atleta paralímpico, quien la entregó a la cantante mexicano-canadiense Amanda Martínez. Ella recorrió unos 200 metros para llevarla al escenario donde estaba el pebetero que debía encender.

 

La gente, haciendo calles de honor, aplaudió el recorrido y aún más el instante en que el fuego fue traspasado.

 

Hubo aparte de emoción mucho colorido, con grupos folclóricos presentes con sus atavíos, así como niños, jóvenes y adultos vestidos con trajes típicos latinoamericanos.

 

Presentes, el argentino Víctor García, del comité directivo de los Juegos; el concejal  de Toronto César Palacio y la MPP Cristina Martins. Según se supo esta fue la celebración comunitaria que más atrajo públicos de las realizadas en los 41 días del recorrido. ¡Bien por la comunidad latina.!