Historias de Toronto, literatura hispana ‘made in Canada’

El rostro de la ciudad de Toronto en su máxima expresión, fuente de inspiración.

Pese al frío, el embate de otros idomas oficiales, la extrema dificultad que significa para los que intentan escribir en su idioma…pese a todo, se cocina literatura en español en estas latitudes. Una prueba más de lo anterior es el libro “Historias de Toronto” que se presentaráel próximo domingo 4 de diciembre a las 3:30pm en la librería Ben McNally, de Toronto -366 de Bay. St.-. Cuenta Juan Gavasa, periodista y uno de los coordinadores editorial del proyecto, que “En Historias de Toronto” participamos doce autores hispanoamericanos residentes en Canadá. Cada uno ha escrito un relato de ficción o realidad ficcionada ambientado en Toronto. Es nuestra manera de
homenajear a la ciudad que nos ha acogido y también una reivindicación de la literatura en español en Canadá”. El libro, editado por la editorial Lugar Común de Ottawa tiene relatos de Salvador Alanis, Martha Bátiz, Gina Beltran, Alejandra Bernal, Martin Boyd, Paulina Derbez, Juan Gavasa, Beatriz Hausner, Claudio Palomares, Angelina Peraza, Alejandro Prescott y José Antonio Villalobos. Se trata de una novedosa mirada a Toronto desde la audaz y original óptica del autor hispanoamericano. Este habla de su ciudad en tanto que ciudadano y no como emigrante que observa desde la distancia. Los autores son de origen mexicano, colombiano, peruano, venezolano, chileno y español residentes en Canadá y con una contrastada trayectoria en el ámbito literario se han reunido en el libro “Historias de Toronto”, una obra coral que pretende ofrecer una nueva mirada literaria, fresca y desacomplejada, de la capital de Ontario.
El proyecto editorial ha sido promovido por la Comunidad Imagina, un colectivo de autores hispanoamericanos residentes en Canadá que fue fundado hace dos años con el objetivo de dinamizar y fomentar la literatura en español en territorio canadiense. Los doce autores han utilizado la ciudad de Toronto como escenario para el desarrollo de sus historias, algunas pertenecientes al terreno de la ficción y otras basadas en hechos reales. El libro ofrece una visión rotundamente innovadora de la principal urbe de Canadá, A veces la ciudad está de fondo, discreta y silenciosa en un segundo plano; otras asume el protagonismo del relato con una fuerza irreverente y definitiva. Como señala Norman Cheadle en el prólogo del libro, “esta antología es especialmente bienvenida porque viene a colmar una laguna en el contexto de la narrativa hispanocanadiense”. Cheadle, profesor de literatura en Laurentian University, ha calificado “Historias de Toronto”como “una cornucopia de cuentos que no solo agradan por su calidad literaria –a veces por su inventiva, sus agudezas, a veces por la
originalidad emotiva de su dramaticidad humana, sino también porque, en mas de un sentido, esta antología venía haciendo falta”. Cheadle recuerda que mientras el género narrativo en lengua española medraba en Montreal y Ottawa durante las últimas décadas, “Toronto permanecía relativamente invisible en el atlas de Latinocanadá”.