Fuertes nevadas y bajas temperaturas en las primeras semanas de 2022

Ontario, British Columbia, Quebec y otras regiones de Canadá viven las primeras semanas de 2022 con bajas temperaturas y fuertes nevadas. Environment Canada aconsejó previamente a los residentes de estas regiones  prepararse en casa ya que los termómetros pueden estar reportando cifras muy bajas, especialmente en las noches y madrugadas.

La oficina meteorológica advirtió que los valores de sensación térmica podrían caer en picado hasta -50 C en muchas áreas del norte, y que el frío durará hasta el final de la semana. En las costas central y norte, se han reportado valores de sensación térmica tan bajos como -20°C.

Ante estas condiciones climatológicas las autoridades provinciales solicitan a los conductores de vehículos extremar las medidas en la vía para evitar accidentes. De igual manera se le pide a los dueños de motocicletas evitar transitar por zonas que puedan estar resbalosas debido al hielo.

La reciente ola de frío en Columbia Británica plantea también problemas importantes para la vida silvestre en toda la provincia según advierten los expertos, y señalan que las temperaturas bajo cero agotan las fuentes confiables de alimentos para una gran variedad de animales.

El Ministerio de Tierras y Bosques dijo que la mayoría de las especies se han adaptado para sobrevivir breves períodos de clima inusualmente frío, pero está alentando a los residentes a hacer todo lo posible para dejar la vida silvestre tranquila.

Información para los conductores: planifica el desplazamiento

  • Sal sólo si es imprescindible
  • Consulta el estado de las vías y su afectación, busca rutas seguras no afectadas por la nevada.
  • Planifica la salida: circula por las rutas principales y autopistas, siguiendo una ruta conocida.
  • Evita circular de noche, los peligros son más difíciles de detectar.
  • Informa a alguien sobre tu itinerario y horario previsto, y procura no viajar solo.
  • Controla las gasolineras que hay en el trayecto y los lugares donde refugiarse en caso de tormenta.