Canadá rebasó los 25.000 muertos por Covid-19, según fuentes oficiales

Las autoridades informaron esta semana que Canadá rebasó la cifra de 25.000 muertos por Covid-19 lo que significa que seis de cada 10.000 canadienses fallecieron producto de esa enfermedad desde el 9 de marzo de 2020, cuando se reportó en la nación el primer deceso de la pandemia.

En ese contexto, el primer ministro Justin Trudeau exhortó a los canadienses a continuar cumpliendo con las medidas preventivas de salud pública y advirtió sobre la posibilidad de una cuarta ola de propagación de la Covid-19.

Canadá había sobrepasado los 20.000 fallecidos a finales de enero, una gran parte de ellos fueron adultos mayores de 70 años, y casi tres de cada cinco de estos eran residentes en centros de cuidados a largo plazo.

Según el proyecto Our World in Data, Canadá ocupa el puesto número 64 en cuanto a la tasa de morbilidad mundial por este padecimiento provocado por el coronavirus SARS-CoV-2.

En cuanto a la provincia de Ontario, hasta la fecha hay 8.506 fallecidos, de un total de 513.102 casos, mientras 479.630 pacientes se recuperaron.

El promedio en los últimos siete días, de acuerdo con autoridades sanitarias, fue de 2.183 contagios y 22 muertes por jornada.

La jefa de la Oficina de Salud Pública de Canadá, doctora Theresa Tam, señaló recientemente que en la medida en que más canadienses reciban una primera dosis de la vacuna contra la Covid-19, podrán aspirar a disfrutar un verano de reuniones reducidas en exteriores, como barbacoas, campismo y picnics, y para el otoño, cuando se les administre la segunda inyección del fármaco, los ciudadanos podrán esperar un retorno al trabajo dentro de las fábricas y centros laborales en general, actividades recreativas adicionales y otras reuniones.

Sin embargo, tras el reciente cambio en la elegibilidad de la vacuna es posible que Toronto no pueda satisfacer la demanda, según advirtió el alcalde de Toronto, John Tory, a medida que aumentan las preocupaciones sobre nuevas variantes de Covid-19.

“Creo que está bastante claro que la capacidad en términos de disponibilidad de vacunas, probablemente no coincidirá con la cantidad de personas que buscan inmunizarse”, dijo Tory a los periodistas.

El funcionario hizo los comentarios poco después de que el gobierno del premier Doug Ford anunciara que, a partir del 18 de mayo a las 8 a.m., todos los habitantes de Ontario de 18 años o más pueden programar citas para vacunas a través del sistema de reserva provincial.

La elegibilidad general se había restringido a personas de 40 años o más.

A pesar de las preocupaciones sobre el suministro, dijo Tory, los residentes deben intentar reservar turnos en las clínicas de la ciudad a través del sistema de reserva de la provincia.

El dramático aumento en el número de residentes de Ontario que reúnen los requisitos se produce la misma semana en que los suministros provinciales de vacunas a Toronto, Peel y otras unidades de salud con focos de Covid-19 se están reduciendo en aproximadamente un 40 por ciento, de acuerdo con informes recientes citados por el diario Toronto Star.

El gobierno de Ford dijo que era hora de volver a la asignación per cápita en Ontario y sugirió que un aumento en el suministro de vacunas proveniente del gobierno federal (se supone que Canadá recibirá 4.5 millones de dosis de Pfizer y Moderna esta semana) compensará el fin de los fármacos preventivos adicionales para las zonas más afectadas.

Los directivos de salud en Toronto reiteran, por su parte, que la mejor manera de mantenernos todos a salvo en esta grave crisis sanitaria, es quedarse en casa y seguir las pautas establecidas por las autoridades.