Política exterior de Canada, de “convicción responsable”

DICE MINISTRO FEDERAL

El ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, Stéphane Dion, definió esta semana la política exterior del nuevo Gobierno del primer ministro Justin Trudeau como de “convicción responsable”, a la vez que justificó la controvertida venta de equipo militar a Arabia Saudí.

Dion dijo en un discurso pronunciado en la Universidad de Ottawa que el principio por el que guiará su mandato como titular de la política exterior de Canadá es el de “convicción responsable”, que explicó como un equilibrio entre la ética de la convicción y la ética de la responsabilidad.

Trudeau, al frente del Partido Liberal, ganó las elecciones generales del pasado 19 de octubre, poniendo punto y final a casi 10 años de Gobierno del conservador Stephen Harper, cuya política exterior sacó a Canadá de la posición tradicional que ha ocupado desde hace más de medio siglo.

Harper atacó a las Naciones Unidas en repetidas ocasiones, sacó a Canadá de tratados internacionales como el Protocolo de Kioto y abandonó cualquier crítica al Estado de Israel por sus políticas de expansión de los asentamientos en Cisjordania.

Hoy Dion criticó de forma velada las políticas de Harper al señalar que aunque estaban basadas en la convicción, no tuvieron en cuenta las consecuencias de los métodos elegidos para promover sus convicciones.

Dion utilizó este principio para defender el contrato por valor de unos 15.000 millones de dólares canadienses (10.950 millones de dólares estadounidenses) para vender material militar a Arabia Saudí a pesar de las denuncias de organizaciones internacionales de graves violaciones de los derechos humanos en el país.

El ministro de Asuntos Exteriores canadiense dijo que su Gobierno mantendrá ese contrato, aprobado por el Gobierno de Harper, para evitar que Canadá “pague multas costosas y se dañe la credibilidad de la firma del Gobierno”.

Dion también señaló que el contrato para proporcionar a Arabia Saudí decenas de transportes blindados que pueden ser equipados con armamento, proporcionará trabajo a 2.000 personas en el país.

“Claro que me gustaría un mundo sin armas. Pero mi convicción pacífica debe tomar consideración el mundo real si quiero ser un político responsable”, añadió.

Dion dijo que, a diferencia del anterior Gobierno conservador, la Administración Trudeau se centrará en la lucha contra el cambio climático y hacer de Canadá un país líder en ese terreno, aumentar el apoyo a las Naciones Unidas y defender los valores de gobierno responsable, pluralismo pacífico y respeto por los derechos humanos.