La mujer, elemento vital en la lucha contra la pandemia

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer constituye una ocasión propicia para meditar en torno al papel de las féminas en la lucha actual contra la pandemia de la Covid-19, en particular de nuestra comunidad hispana en Canadá.

Nuestras madres, esposas, hermanas y abuelas desempeñan un doble papel: además de sus funciones en el hogar, están muchas de ellas en la primera línea contra las muertes y las complicaciones por esa enfermedad provocada por el coronavirus SARS-CoV-2, que ya en Canadá provocó más de 22 mil muertos.

La pandemia también significó nuevas barreras para las mujeres, que ahora enfrentan un aumento de la violencia doméstica, las tareas de cuidado no remuneradas, el desempleo y la pobreza, flagelos que afectan de manera sensible a las féminas hispanas en Canadá.

Aunque en los últimos años hubo un énfasis notorio en la lucha por la igualdad de género y los derechos de las niñas, y los datos de organismos internacionales muestran que se han logrado avances significativos al respecto, expertos advierten que buena parte de esos progresos se han deshecho debido al impacto de la Covid-19.

En el contexto de la pandemia, este año la Organización de Naciones Unidas (ONU) alista actividades con motivo del Día Internacional de la Mujer, centrado este año en el liderazgo y el rol que ellas desempeñan en busca de un futuro más igualitario.

De esta forma se aspira a celebrar los grandes esfuerzos que ellas realizan en todo el mundo para dar forma a un futuro más equitativo, mientras se proyecta la recuperación de la pandemia.

Las mujeres están al frente de la respuesta a la crisis sanitaria, como trabajadoras de la salud, cuidadoras, innovadoras, organizadoras comunitarias y como algunas de las líderes nacionales más ejemplares y efectivas en esta lucha, subraya esa agencia de ONU en su sitio digital.

La mayoría de los países que lograron más éxito en detener la propagación del SARS-CoV-2 y responder a los impactos socioeconómicos generados por la crisis, están encabezados por mujeres.

Sin embargo, las mujeres son jefas de Estado y de Gobierno en solo 20 naciones del mundo y en el caso de Canadá apenas el 29 por ciento de los miembros del parlamento son del sexo femenino, a pesar de que poco más de la mitad de la población son mujeres y niñas.

Sobre la situación general de la mujer, tanto en nuestras comunidades hispanas como en todo el país debemos meditar en ocasión de este 8 de marzo y comprometernos a darles a ellas el lugar que se merecen y han ganado por su valentía a la hora de enfrentar los retos de la sociedad y la familia.