Ottawa prohibirá a los extranjeros comprar casas en Canadá

El primer ministro de la nación, Justin Trudeau, anunció recientemente una medida que busca estabilizar el mercado inmobiliario en el país tras haberse convertido esta en una preocupación importante para los canadienses.

La nueva disposición prohibirá a los extranjeros comprar propiedades en el país durante un período de dos años, una alternativa que aboga por mitigar la situación de numerosas familias que viven lo que se considera uno de los mayores problemas de acceso a la vivienda en el mundo.

Varios medios de prensa señalan que la medida llega en medio de una situación muy compleja ya que los precios de las propiedades han subido más del 20%, lo que ha llevado a que el promedio para la venta de una vivienda sean casi US$650.000, más de nueve veces el ingreso medio de las familias.

Sin embargo varios analistas de la industria inmobiliaria consideran que la regulación poco o nada podrá hacer frente a los elevados precios del mercado. Los datos sobre las compras de viviendas por parte extranjeros en Canadá son limitados, pero todo indica que representan una pequeña fracción del mercado.

Un artículo publicado esta semana por BBC recuerda que los problemas de vivienda han empeorado desde que comenzó la pandemia en 2020, cuando Canadá redujo las tasas de interés para estabilizar la economía, lo que bajó también los costos de endeudamiento y aumentó la demanda.

La nota explica que este fenómeno ha ocurrido en varios países, pero según datos de la OCDE, la desconexión entre los precios de la vivienda y los ingresos en Canadá es una de las más dramáticas del mundo.

La prohibición a los compradores extranjeros exime a los residentes permanentes y a los estudiantes y trabajadores extranjeros, así como a quienes compren su residencia principal.

Además de la prohibición de dos años para los compradores extranjeros, Trudeau anunció una propuesta de presupuesto que reserva miles de millones para impulsar nuevas construcciones y proponer nuevos programas, como una cuenta de ahorro libre de impuestos para primeros compradores.