Canadá apoyará a recién llegados en pequeñas ciudades y áreas rurales

Para garantizar que los recién llegados que se establecen en pueblos pequeños y comunidades rurales tengan acceso a los servicios esenciales durante su primer año en el país, Sean Fraser, Ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía, anunció una inversión gubernamental de más de $35 millones para ampliar la capacidad y los servicios de asentamiento.

Estos servicios nunca han sido más críticos para los recién llegados, ya que la pandemia en curso se ha sumado al ya desafiante proceso de construir una nueva vida en un nuevo país.

Tras la convocatoria de propuestas, se seleccionaron 23 proyectos para brindar mejores servicios para ayudar a los refugiados y recién llegados vulnerables a establecerse y adaptarse a la vida en Canadá.

La inversión incluye $21 millones para agregar 9 nuevos proveedores de servicios del Programa de Asistencia para el Reasentamiento en Columbia Británica, Alberta, Manitoba y New Brunswick.

Dichas organizaciones ayudarán a reducir la presión sobre los 32 proveedores de servicios del Programa de Asistencia para el Reasentamiento existentes en Canadá y brindarán a los refugiados la oportunidad de establecerse en lugares donde la vivienda asequible es más fácil de conseguir.

Los servicios de asentamiento ayudan a los refugiados y recién llegados vulnerables a aprender el idioma, obtener empleo y contribuir a sus comunidades, para que puedan alcanzar más rápido su máximo potencial.