¡Tu Familia es tu mayor tesoro!

Carlos Góngora
Carlos Góngora

CARLOS GÓNGORA*

 

En la vida vamos caminando por diferentes senderos académicos, laborales y recreativos, que nos permiten conocer a muchas personas.

 

En la oficina, en el barrio, en sitios de interés, en actividades en las que participas, en la iglesia, en fin, en todas partes conoces cada día nuevas personas.

 

Sin embargo, la mayoría de ellas son personas que pasan momentáneamente por tu vida y solo la tocan de forma tangencial. Los amigos del colegio quedaron en el recuerdo de la misma forma que los compañeros de los anteriores trabajos o los antiguos vecinos. Todos van pasando, los únicos que siempre permanecen son precisamente los de tu familia..

 

Hoy hay muchos ataques para las familias, tanto internos como externos. Mensajes que invitan a no comprometerse, a mantener una actitud individual, a compartir cada día menos tiempo, de la misma forma que situaciones como la Infidelidad, la violencia o el engaño, son ataques mortales que hoy están viviendo a diario las familias.

 

Existe gran diferencia entre tener problemas en la familia –que pueden solucionarse con amor, comunicación y fuerza de voluntad–, a vivir situaciones de violencia intrafamiliar.

 

Cuando los actos violentos en el interior de la familia se convierten en una forma de vida, se hace referencia a un delito.

 

Ahora bien, todas las investigaciones sociológicas llevan a considerar que la mayoría de los problemas sociales del mundo actual sólo podrán resolverse a partir de una mejora del ámbito familiar como hábitat fundamental para la satisfacción de las necesidades afectivas básicas del ser humano.

 

¿Es posible superar una crisis familiar?

 

No solo es posible, sino que incluso es necesario.

 

De la misma forma que un deportista va superando obstáculos y pruebas para poder asumir mayores retos, es necesario que todos los miembros de la familia se esfuercen por mantener la unidad y superar los problemas que van enfrentando, para fortalecerse interiormente y crecer de forma personal y familiar.

 

Una empresa que supera una crisis económica sale mucho más fortalecida y normalmente avanza mucho más allá de la situación en que se encontraba antes de la crisis.

 

carlos@quebonitaeslavida.com