¡Sí se puede!

La cita en el Maracaná, de Río de Janeiro, será un duelo entre germanos y argentinos. Un Europa frente a América. Una magnífica constelación de estrellas frente a frente en el último choque del torneo, que determinará al nuevo campeón del Mundo. ¡Vamos, Argentina!