En la primera ceremonia física de su tipo tras dos años de pandemia, el alcalde John Tory, miembros del consejo y representantes de Pride Toronto izaron la bandera de Progress Pride en el ayuntamiento para proclamar el Mes del Orgullo en Toronto.

Más que una fecha en el calendario, el Mes del Orgullo es la continuidad de una lucha de décadas por la igualdad y la aceptación a la diversidad.

La efeméride reúne a los habitantes de Toronto para celebrar la historia, el coraje y la diversidad de las comunidades de dos espíritus, lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexuales y queer de Toronto (2SLGBTQ+).

Durante sus palabras en el acto de izado, el alcalde Tory señaló que junio también brinda la oportunidad de reconocer y proteger los derechos de las comunidades 2SLGBTQ+ y el trabajo que aún queda por hacer para garantizar la equidad y la seguridad de todos los residentes.

“Este año marca el regreso de las celebraciones del Orgullo en persona que presenta un programa especial de un mes de nuevos eventos y otros favoritos, incluido el desfile anual. El desfile del Orgullo comenzó como una protesta y continúa hoy para crear comunidad, celebrar logros y honrar la historia de la comunidad”, remarcó.

Recordó que el Orgullo en Toronto tiene una larga historia que inició en 1981 con activistas y defensores de la comunidad que trabajaron juntos para manifestarse contra las infames redadas en los baños de la ciudad.

“La ciudad de Toronto reconoce las contribuciones de la comunidad 2SLGBTQ+ al tejido cultural de nuestra urbe y se compromete a hacer de ella un lugar acogedor donde todos sean valorados. Toronto es una de las ciudades más diversas del mundo; sin embargo, queda trabajo por hacer para garantizar la equidad y la seguridad de nuestros diversos residentes”, afirmó el alcalde.