Cálida recepción del libro La Voz de los Susurros

Angelina Peraza
Angelina Peraza

La novela, la primera de la venezolana Angelina Peraza recibe buenos comentarios.

El lanzamiento de la novela La Voz de los Susurros -de Angelina Peraza, en Oakville tuvo una cálida acogida.

El pasado 25 de mayo un centenar de personas llegaron al Appleby College para este evento cultural.

Esta es la ópera prima de Peraza, economista de formación que ha decidido incursionar en la literatura en español en Canadá.

La obra fue editada por Editorial Mapalé -la cual ya completa una docena de publicaciones en nuestra lengua en el país.

Entre los positivos comentarios que ha generado la pieza literaria está el de la galardonada escritora y catedrática universitaria mexicana Martha Batiz. Ella dijo hace poco que “Angelina Peraza es una excelente escritora y un nuevo talento en la literatura hispano-canadiense, y su primera novela es muy interesante y amena de leer, súper bien escrita, una historia bien contada de comienzo a fin”.

La trama de la obra maneja, dentro de un formato de novela, una historia que tiene que ver con la muerte y la soledad. En algún parte la autora escribe una frase que resulta clave para entender el libro “No es la vida quien vence a la muerte; es el amor quien vence a la muerte”.

Durante el acto, la periodista venezolana Lucía Lecuna -colaboradora de esta casa periodística- y el editor de Correo, Freddy Velez, entrevistaron a la autora sobre el proceso de creación de la novela,

Hubo emoción con las palabras del público. Beatriz Garcia, colombiana de Oakville, admiró la tenacidad de la ahora escritora para seguir su sueño; y  Lucero Rubio-Wedel, en nombre del grupo las Divas de Oakville, leyó un emotivo discurso.

El evento, presentado por Alexandra Fajard,  contó con un programa musical con canciones del folclor venezolano interpretadas por el médico venezolano José Javier Blanco -con el cuatro y la guitarra.

Una nota de estilo del alcalde de Ottawa, Jim Watson, -donde se hizo la presentación del libro previamente- reconoció el aporte de éste a la cultura hispano-canadiense.