AHORA EN AMAZON

A La Luz Naranja de un Atardecer,  el

primer libro del escritor Robinson Arévalo

 

El colombiano Robinson Arévalo Franco sintió el impulso de viajar de Montreal a Otawa. Allí tuvo días difíciles, agobiado por la soledad y la depresión. Producto de conflictos internos lloraba con frecuencia. Decidió entonces llamar a su amiga gitana, Monica Urzua, en Vigo, España, y ella lo tranquilizó diciéndole que los días aciagos pasarían, pues lo que estaba viviendo era la limpieza de su espíritu de un karma de un antiguo indígena canadiense que había sido asesinado unos siglos atrás a manos de un soldado del ejército inglés.

 

En efecto, Robinson vivió, de pronto, un contacto energético del universo, que lo motivó a comenzar a escribir una novela, en la que narraría sus vivencias, como una manera de purificar la esencia de su alma en este tránsito por la tierra. Después Arévalo viajaría con sus manuscritos sin terminar a Cartagena de Indias, donde se le reveló el titulo de su obra: “A la luz naranja de un atardecer”. Luego la vida lo llevaría  a París, donde estuvo una semana, pues -otra vez- un inusitado impulso lo llevó a pensar que sólo podría terminar su novela en Washington. Allí trabajó intensamente hasta que finalizó a su ópera prima.

 

Finalmente entre Barranquilla y Bogotá -Colombia, como cerrando este círculo de peregrinaje de una manera mágica y feliz, la obra literaria misma abrió el camino del autor y del editor para que pudiera ver la luz.

 

Robinson Arévalo recorrió medio mundo durante veinte años para escribir su novela y para publicarla. Su poesía es un tenaz sueño cumplido, la catarsis de un encuentro con el espacio, el tiempo y los personajes reales y espirituales que forman su universo narrativo que desde ahora los lectores podrán disfrutar a plenitud. –Pueden buscar este libro en amazon.com.