Durante el mes de junio y hasta enero los visitantes del Royal Ontario Museum (ROM) podrán disfrutar de una muestra cargada de la imponente magia de la naturaleza.

Fantastic Beasts: The Wonder of Nature es el nombre de esta exposición, creada por Warner Bros. Themed Entertainment y el Museo de Historia Natural de Londres, que yuxtapone especies animales de la naturaleza con las criaturas mágicas que habitan el Mundo Mágico de la popular saga fílmica de la autora de Harry Potter.

Siguiendo los pasos de Newt Scamander, protagonista y apasionado de las criaturas mágicas de Fantastic Beasts, los visitantes se embarcan en una aventura en la naturaleza donde los objetos no siempre son lo que parecen y las criaturas que se exhiben pueden ser infinitamente sorprendentes.

 La exposición propone un viaje en el tiempo a una época donde algunas personas creían que los unicornios vagaban por la tierra, las sirenas nadaban bajo las olas y los monstruos marinos atacaban a los barcos.

Contempla además una variedad de objetos fascinantes, incluidos especímenes de animales reales y sus asombrosos equivalentes ficticios, junto con instalaciones digitales inmersivas, disfraces y accesorios de las películas Fantastic Beasts y Harry Potter.

Fantastic  Beasts: The Wonder of Nature explora cómo los animales reales han sido reinventados como criaturas míticas, legendarias y mágicas que han dado forma a nuestra narración a lo largo de los siglos, y amplía esas historias para incluir una narrativa de ciencia, descubrimiento y conservación. Entre las criaturas del mundo real en exhibición, se muestra una especie de dinosaurio parecido a un dragón descubierta en Dakota del Sur en 2004, que los científicos llamaron Dracorex hogwartsia en honor al ficticio y famoso Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería.