CAFE DEL FUTBOL
En Chile: Una copa y cuatro favoritos

FREDDY VELEZ

 

Arranco este miércoles la Copa América, torneo que esta vez tiene cuatro favoritos, algunos dirán cinco.

 

Los que en el papel debería estar en las finales, como siempre, por pergaminos, Brasil, Argentina y Uruguay. El cuarto unos dirán que es Chile por ser local y por su ejecutoria en los dos últimos mundiales.

 

Otros dirán que tendría que ser la Colombia de Pekerman, por ese quinto puesto en Brasil 2014 y porque su plantilla está plagada de jugadores con mucho cartel.

 

Brasil llega con la responsabilidad, así digan lo contrario los jugadores y el d.t., de limpiar la mancha ocasionada tras el fracaso que significó su salida miserable del mundial disputado en su territorio en el 2014.

 

Argentina tiene con qué y porqué ser opcionada al título. El once de Martino llega con un buen momento anímico y físico para la cita en tierra austral. Sorpresa sería que sea apeada en octavos, por ejemplo.

 

Uruguay es la actual campeona de la Copa y aunque hay quienes dicen que esta selección anda en un proceso de transición y que no es la misma poderosa que brillara en Sudáfrica no es de los rivales fáciles para los demás.

 

Chile tiene a favor y en contra, aunque suene paradójico, el ser local. En eliminatorias mundialistas le ha pesado el estar con su público, que espera sólo triunfos y, además, buen juego. La madurez de varios de los seleccionados podría darle esa seguridad necesaria jugando en su patio.

 

Colombia no es tampoco la misma de Brasil 2014. Ha cambiado su defensa y varias de sus fichas claves vienen de menos a más, algunos en recuperación de lesiones.

 

Luego, sin el rótulo  que obliga  a sobresalir, Ecuador puede ser o la gran sorpresa o al menos la selección que cause dolores de cabeza a los grandes.

 

De Venezuela lo que se puede decir es que es una incógnita. La vinotinto ha disminuido distancia con las oncenas de tradición pero vive entre altibajos.

 

De Perú y Bolivia se puede decir de forma diplomática que viven procesos nuevos y el pasado no es referencia.

 

Y de los equipos invitados: Jamaica es una selección caribeña que en los últimos años viene ‘in crescendo’ pero que no deja de ser parte del decorado de esta Copa.

 

Y de México digamos que el hecho de que no lleve a Chile a los mejores hombres, a los legionarios, ya la exonera de mayores responsabilidades. México ha tenido honrosas participaciones en este torneo –incluso subcampeón en el 2001- y esta vez no tendría porque ser diferente.