¿Se parecen Mujica y Trudeau?

1-Matias De DovitiisCOLUMNISTA INVITADO

MATIAS DE DEDOVITIIS*

La BBC publicó un largo artículo describiendo la similitudes entre José Mujica –el ex presidente uruguayo- y Justin Trudeau –nuestro Primer Ministro, y desde entonces una pregunta me está dando vueltas en la cabeza: ¿cómo no darse cuenta de la diferencia entre los dos?

Uno nació en un barrio humilde, en la pobreza, formado en la lucha armada, preso político, torturado. El otro nació literalmente en la cuna más privilegiada del país, su padre era Primer Ministro cuando él llego al mundo, fue educado en escuelas privadas y fue formado por valores liberales.

Obama-y-Trudeau-cerraran-en-Washington-nuevos-acuerdos-sobre-cambio-climaticoUno nunca utilizó el palacio presidencial y de hecho lo donó a familias de refugiados sirios y también donó gran parte de su salario durante toda su presidencia, durante la cual vivió en una humilde chacra en las afueras de la capital. El otro, dos días después de ganar las elecciones, anunció una renovación millonaria a su mansión estatal y poco después su esposa se quejó de la escasa cantidad de empleadas que tenían para cuidar a sus hijos. Eso durante un gran agasajo mediático donde salió el en revistas mundiales como una estrella de cine.

Pero las diferencias son más profundas. Desde el privilegio de Norteamérica, de repente la perspectiva de algunas de estas diferencias se pierden.

Aquí, donde tenemos salarios más altos y donde el discurso de clase no se admite en la conversación que escuchamos en la televisión, en la radio o en los diarios, es más difícil ver que hay diferencias que van más allá del estilo de vestir, la manera de generas “likes” en Facebook o la edad de los dos hombres.

La política de uno es la de la lucha social, la de los servicios públicos, la educación universal, los derechos de las mujeres y las minorías y la paz internacional.

El otro actúa prioritariamente, más allá de lo que dice, a favor de intereses financieros porque es liberal de perspectiva y por eso acepta que la venta armamentos a dictaduras en el medio oriente, que se privaticen servicios públicos y mantiene soldados en Europa y un Medio Oriente en pie de guerra.

Uno es rebelde y se va ir a la tumba peleando contra las injusticias del mercado y el otro está al servicio de este mismo mercado. Uno es de izquierda, el otro es progresista. Uno luchó una vida entera contra las injusticias e inequidades del sistema neo-liberal que domina el planeta y el otro sirve de poster para que los medios neo-liberales como la BBC o la CBC puedan hablar de optimismo, mientras los fundamentos que dan lugar a las injusticias no son modificados y la política es reducida a un pobre y cínico ajedrez donde la meta es mantener a la gente en un estado de optimismo.

Y, finalmente, también me pregunto, si son tan parecidos, ¿por qué no hay que ni nombrarlos para uno saber cuál es cuál?

 

* Politólogo uruguayo-canadiense radicado en Toronto.